Nuevo

Navegante de Amelia Earhart: La vida y la pérdida de Fred Noonan

Navegante de Amelia Earhart: La vida y la pérdida de Fred Noonan


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Fred Noonan ha sido consignado en una nota histórica al pie de página como navegante de Amelia Earhart. Eso se debe en parte a que se sabe poco sobre él. Cuando él y Earhart desaparecieron el 2 de julio de 1937, los titulares gritaron sobre la desaparición de "Lady Lindy" y la búsqueda frenética de su Lockheed Electra. Se dedicó poca cobertura al igualmente perdido Noonan en ese momento, y poco se ha escrito sobre él desde entonces.

Sabemos que estaba casado. Dos veces. Sabemos que medía poco más de 6 pies de altura y tenía una tez rubicunda, ojos azules y cabello castaño rojizo. Según los registros de la U.S. Shipping Board, tenía una "cicatriz en la base del pulgar" y una "protuberancia en la frente sobre el ojo derecho". Conocemos estos detalles por las anotaciones en los registros disponibles públicamente: certificados de matrimonio, archivos marítimos, documentos de la Administración Federal de Aviación, directorios de la ciudad. Es un retrato esquemático. Y, sin embargo, estos hechos desnudos pintan la imagen de un hombre aventurero que llevó una vida rica antes de su desaparición.

Earhart puede obtener toda la gloria por ser un aviador pionero, pero Noonan no se quedó atrás en ese sentido. Ampliamente acreditado con la apertura del Pacífico al transporte aéreo, Noonan trabajó para Pan American World Airways a partir de mediados de la década de 1920 y fue responsable de trazar las rutas hacia el oeste desde California a Manila para la flota de aviones "Clipper" de la aerolínea. Nacido en Chicago (o, según algunos informes, en Irlanda), se había encontrado por primera vez con estos rincones remotos del mundo después de dejar su hogar a los 13 años para convertirse en un marino mercante en 1906. Durante 20 años ascendió de rango hasta conviértase en capitán, trabajando en barcos que transportaban mercancías por todo el mundo.

En la década de 1930, Noonan cambió de marcha para empezar a volar, pero nunca perdió su amor por el mar y continuó renovando su licencia de capitán hasta justo antes de su desaparición. Un vecino de su ciudad adoptiva de Nueva Orleans le dijo a un reportero del Times-Picayune: "Recuerdo cuando abandonó el mar porque quería dedicarse a la aviación, no necesariamente como piloto, sino en capacidad de navegación". Después de obtener su licencia de piloto en 1930, se convirtió en un líder en navegación aérea de larga distancia, desarrollando una sólida reputación por sus habilidades. Según algunos relatos, se desempeñó como jefe de la sección de navegación de Pan Am.

Con Noonan en el asiento del navegante, el hidroavión China Clipper de Pan Am completó el primer viaje aéreo desde San Francisco a Honolulu en abril de 1935. La hazaña le valió una carta de felicitación del principal experto mundial en navegación aérea, P.V.H. Weems, que había enseñado a pilotos en la Academia Naval. En una era anterior a la navegación electrónica, el papel del navegador aéreo tenía una importancia crítica e involucraba una combinación de línea de visión y posiciones de cálculo basadas en cuerpos celestes o señales de radio. Como Noonan escribió más tarde a Weems, la navegación durante el vuelo de Honolulu "era comparable con la que se practicaba a flote; las posiciones se determinaban en su totalidad mediante observaciones estelares nocturnas".

La reputación de Noonan como un navegante de primer nivel no se perdió en el campamento de Earhart. Aunque inicialmente había elegido al capitán de barco Harry Manning para realizar su vuelo alrededor del mundo, el célebre aviador finalmente se acercó a Noonan. Las habilidades de navegación aérea de Noonan superaron a las de Manning, y el esposo de Earhart prefirió a Noonan debido a su tan cacareada experiencia en Pan Am. Mientras tanto, Noonan estaba ocupado consiguiendo el divorcio mexicano de su primera esposa, Josephine, con quien se había casado en 1927. El 27 de marzo de 1937, dos meses antes de partir con Earhart, se casó con Mary Bea Martinelli. El día después de su desaparición, ella le diría a un reportero del Oakland Tribune, “Fred había recibido varias buenas ofertas comerciales y planeamos hacer nuestra casa en el sur de California, que ambos amamos tanto. Parece que apenas lo he visto desde que nos casamos ". No dejó a otros parientes atrás.

Noonan y Earhart desaparecieron sobre el Océano Pacífico con solo dos paradas restantes en su viaje. La Guardia Costera de los Estados Unidos lanzó una misión de búsqueda y rescate para el dúo una hora después de la última transmisión de radio de Earhart, y pronto las armadas estadounidense y japonesa se unieron al esfuerzo. Los equipos de búsqueda cubrieron una gran área alrededor de la isla Howland, la parada de reabastecimiento de combustible prevista por Earhart, pero no encontraron evidencia física del volador, su avión Lockheed Electra o Noonan. Después de que la cacería oficial terminó el 19 de julio de 1937, el esposo de Earhart financió una empresa privada centrada en cadenas de islas adyacentes. También fue finalmente cancelado, y en enero de 1939 tanto Noonan como Earhart habían sido declarados legalmente muertos.


El misterio detrás de Amelia Earhart y la desaparición de # 8217s

El acorazado USS Colorado fue uno de los varios buques de guerra que se unieron en la búsqueda del Electra desaparecido. Nosotros marina de guerra

14. El acceso a la isla Howland fue confuso.

Hay indicios de que aunque Itasca Podía escuchar claramente las comunicaciones de voz de Earhart & rsquos, pero ella no escuchó sus respuestas. El cambio a varias frecuencias no logró establecer comunicaciones sólidas. Itasca intentó complementar las comunicaciones de voz con código, que ni Earhart ni Noonan pudieron usar de manera eficiente. El cielo parcialmente nublado impidió el contacto visual. Itasca intentó hacer humo, un esfuerzo bloqueado por la visibilidad limitada. Earhart & rsquos última transmisión recibida por Itasca indicó que la aeronave volaba a lo largo de una línea que, según el mapa que tenían a bordo, debería haber cruzado la isla Howland. Una determinación posterior encontró que la isla estaba cartografiada incorrectamente por más de cinco millas.

Earhart y Noonan probablemente volaron más allá de la isla Howland, se quedaron sin combustible y se lanzaron al mar. Dentro de una hora de su última transmisión, Itasca Actuó sobre la posibilidad y comenzó una búsqueda hacia el noroeste de la isla. En tres días, la Marina de los EE. UU. Se unió a la búsqueda utilizando aviones, barcos de superficie más pequeños y el acorazado USS Colorado. El portaaviones USS Lexington también se unió a la búsqueda. La búsqueda continuó hasta el 19 de julio y se convirtió en la operación más grande y cara de su tipo realizada por las fuerzas estadounidenses hasta esa fecha. No se encontró nada de Earhart, Noonan o el avión. Dos barcos japoneses ayudaron en la búsqueda, un barco de investigación oceanográfica y un hidroavión. Estos también buscaron en vano.


¿Amelia Earhart sobrevivió? Una foto recién publicada hace que el mundo se convierta en un zumbido

"Cuando se retira, y cuando ve el análisis que se ha hecho, creo que a los espectadores no les deja ninguna duda de que son Amelia Earhart y Fred Noonan", dijo Henry a NBC News.

Earhart fue escuchado por última vez el 2 de julio de 1937, cuando intentó convertirse en la primera mujer piloto en dar la vuelta al mundo. Fue declarada muerta dos años después, después de que Estados Unidos concluyera que se había estrellado en algún lugar del Océano Pacífico, y sus restos nunca fueron encontrados.

Pero los investigadores creen que han encontrado evidencia de que Earhart y Noonan se desviaron del rumbo pero sobrevivieron a la terrible experiencia. El equipo de investigación detrás del especial de Historia cree que la foto pudo haber sido tomada por alguien que estaba espiando para Estados Unidos sobre la actividad militar japonesa en el Pacífico.

No está claro cómo Earhart y Noonan pudieron haberse desviado tanto del rumbo.

Les Kinney, un investigador del gobierno retirado que ha pasado 15 años buscando pistas de Earhart, dijo que la foto "indica claramente que Earhart fue capturado por los japoneses".

Las autoridades japonesas dijeron a NBC News que no tienen constancia de que Earhart esté bajo su custodia.

La foto, marcada como "Jaluit Atoll" y se cree que fue tomada en 1937, muestra a una mujer de pelo corto, potencialmente Earhart, en un muelle de espaldas a la cámara. (Lleva pantalones, algo por lo que Earhart era conocido). Se sienta cerca de un hombre de pie que se parece a Noonan, hasta la línea del cabello.

"La línea del cabello es la característica más distintiva", dijo Ken Gibson, un experto en reconocimiento facial que estudió la imagen. "Es una línea de cabello muy marcada que retrocede. La nariz es muy prominente".

Gibson agregó: "Creo que esta es una evidencia muy convincente de que probablemente sea Noonan".

La foto muestra un barco japonés, Koshu, remolcando una barcaza con algo que parece tener 38 pies de largo, la misma longitud que el avión de Earhart.

Durante décadas, los lugareños han afirmado que vieron el accidente de avión de Earhart antes de que se las llevaran a ella y a Noonan. Los escolares nativos insistieron en que vieron a Earhart en cautiverio. La historia incluso se documentó en sellos postales emitidos en la década de 1980.

"Creemos que el Koshu la llevó a Saipan [en las Islas Marianas], y que murió allí bajo la custodia de los japoneses", dijo Gary Tarpinian, productor ejecutivo del especial de Historia.

"No sabemos cómo murió", dijo Tarpinian. "No sabemos cuándo".

Josephine Blanco Akiyama, que vivió en Saipan cuando era niña, ha afirmado durante mucho tiempo que vio a Earhart bajo custodia japonesa.

"Ni siquiera sabía que era una mujer, pensé que era un hombre", dijo Akiyama. "Todo el mundo hablaba de ella, hablaban en japonés. Por eso sé que es una mujer. Hablaban de una mujer voladora".

No está claro si el gobierno de Estados Unidos sabía quién estaba en la foto. Si fue tomado por un espía, es posible que Estados Unidos no haya querido comprometer a esa persona al revelar la imagen.

Tom Costello es corresponsal de NBC News con sede en Washington, D.C.

Daniel Arkin es un reportero de NBC News que se enfoca en la cultura popular y la industria del entretenimiento, particularmente el cine y la televisión.


¿Quién era Fred Noonan, el navegante de Amelia Earhart?

Docenas de personas de todo el mundo escucharon a Amelia Earhart y su navegador Fred Noonan pidiendo ayuda por radio después de estrellarse en el Océano Pacífico y quedar varados en una isla remota, según los investigadores.

Unos 82 años después de la misteriosa desaparición de la famosa aviadora Amelia Earhart, la noticia del intento del investigador del Titanic Bob Ballard de localizar el avión condenado recientemente fue noticia, lo que provocó un renovado interés en la histórica piloto.

Pero Earhart no estaba solo en el vuelo. El navegante Fred Noonan también desapareció ese día de julio, un hombre con una historia propia impresionante.

"Ciertamente no recibe la atención que recibe Amelia", dijo Ric Gillespie, director de The International Group for Historic Aircraft Recovery (TIGHAR), a Fox News of Noonan, quien desapareció junto a Earhart el 2 de julio de 1937 durante un vuelo. desde Papua Nueva Guinea hasta la isla Howland en el Pacífico.

Nacida el 4 de abril de 1893 en Chicago, la madre de Noonan era Catherine Egans, una inmigrante de Inglaterra que murió de tuberculosis cuando Noonan tenía cuatro años, y su padre era un hombre llamado Joseph T. Noonan. No se sabe mucho sobre la infancia de Noonan y no está claro si el entonces futuro navegante tuvo hermanos.

Lo que se sabe, sin embargo, es que Noonan, un hombre alto, delgado, de cabello castaño rojizo y ojos azules, de ascendencia irlandesa, llevó una carrera histórica como marinero antes de comenzar a volar.

En alta mar durante casi dos décadas, Noonan se convirtió en un navegante experto, conocido en particular por sus habilidades de navegante celestial, una habilidad que le sería de gran utilidad cuando, en 1930, hizo un drástico cambio de carrera y llevó sus talentos del mar a los skies.

“Lo vio como una oportunidad de trabajo”, dijo Gillespie, autor de “Finding Amelia: The True Story of the Earhart Disappearance”, dijo.

En 1930, Noonan, que se casó con una mujer llamada Josie Sullivan tres años antes, recibió su licencia de piloto, semanas después de que enumeró prematuramente su ocupación como `` aviador '' mientras se registraba para votar en Nueva Orleans, según una biografía de TIGHAR sobre el aviador.

Sus habilidades de aviación, combinadas con sus habilidades de navegación, le valieron más tarde a Noonan un trabajo en Pan American Airways.

A mediados de la década de 1930, "Pan American buscaba expandir sus raíces al Pacífico, y la idea era volar a través del Pacífico hacia Filipinas", dijo Gillespie, agregando que tal iniciativa era desconocida en ese momento.

En 1935, Noonan fue nombrado oficial de navegación para el servicio de clipper de Pan American, trabajando principalmente en el hidroavión Martin M-130. China Podadoras. Noonan trazó las rutas de navegación para el servicio de clipper de la compañía, en parte, mediante el uso de la navegación celeste, al igual que lo hizo durante sus días como marinero, dijo Gillespie.

De hecho, en una carta dirigida al conocido oficial de la Marina de los EE. UU. Y navegante aéreo, el teniente comandante P.V.H. Weems, Noonan fue citado diciendo que su navegación "era comparable con la que se practicaría a flote", según TIGHAR.

En noviembre de 1935, tras meses de preparación, Noonan dirigió la navegación en un China Podadoras Vuelo de San Francisco a Manila, la capital de Filipinas.

Amelia Earhart y el navegante Fred Noonan. (Getty)

“Este fue el vuelo inaugural de lo que se convertiría en una rutina, un servicio transpacífico una vez a la semana”, señala TIGHAR.

Tras el éxito, Noonan "era una especie de celebridad por derecho propio", dijo Gillespie.

En 1937, sin embargo, la vida de Noonan cambió drásticamente. Una vez que se establecieron los horarios de vuelo semanales a Manila, Edwin Musick, el entonces piloto jefe de Pan Am, "se dio cuenta de que los vuelos constantes de larga distancia sobre el agua estaban cobrando un precio físico y mental en las tripulaciones", según TIGHAR.

“El viaje a Manila fue de 12 días de vuelo sin intervalos de descanso adecuados y los pilotos promediaban muchas más horas por mes que los límites establecidos por las regulaciones del Departamento de Comercio”, agregó.

La tediosa naturaleza del trabajo afectó a Noonan, quien todavía tenía la tarea de navegar los vuelos en ese momento, según Gillespie. Según los informes, el calendario también afectó su matrimonio, ya que Noonan y su esposa, Josie, se divorciaron en marzo de ese año. Se volvió a casar con una mujer llamada Mary Beatrice Martinelli poco después de que su divorcio fuera definitivo.

También fue alrededor de esta época, según los informes, Noonan comenzó a beber mucho, aunque hay mucho debate sobre si esto es cierto. Las historias que rodean el supuesto problema con la bebida del aviador surgieron por primera vez en 1966 en el libro "La búsqueda de Amelia Earhart" de Fred Goerner. Se dice que las afirmaciones hechas en la publicación se basan en un informe policial de 1937, informó PBS en 2014, aunque se desconoce el paradero de ese informe.

Fred Noonan desapareció junto a Amelia Earhart. (AP)

También fue en 1937 cuando se le acercó a Noonan la oportunidad de su vida, y lo que, sin saberlo, fue la última: unirse a Earhart como miembro de la tripulación en su viaje para ser la primera piloto en dar la vuelta al mundo.

Aunque Earhart ya había reclutado al oficial de la marina Harry Manning como su navegante, reclutó a Noonan para que también formara parte de su tripulación, posiblemente debido a sus conocidas habilidades de navegación celestial, según Gillespie.

Noonan aceptó con gusto su oferta, ya que unirse a Earhart era una oportunidad de prensa ventajosa para el marinero convertido en aviador que, según los informes, estaba considerando comenzar una escuela de navegación, agregó Gillespie.

Inicialmente, el plan era que Noonan volara con Earhart y Manning a la isla Howland en el Pacífico central. Pero los planes cambiaron y se le pidió que permaneciera a bordo para posiblemente volar hasta Australia, según TIGHAR.

El 17 de marzo de 1937, Noonan, junto con Earhart, Manning y el aviador de acrobacias Paul Mantz, quien se desempeñó como asesor de Earhart, según TIGHAR, despegó de Oakland, California, a Hawai. Llegaron con éxito y, un par de días después, Manning, Earhart y Noonan despegaron para dar la vuelta al mundo. Pero durante el despegue, Earhart perdió el control de su avión, el Lockheed Electra, y finalmente lo dañó.

La tripulación regresó a Estados Unidos, donde se reparó el avión. Manning anunció que ya no se uniría a Earhart y Noonan en la empresa. Aunque nadie resultó herido, según los informes, el incidente lo asustó, dijo Gillespie.

Meses después, el 29 de mayo de 1937, Noonan y Earhart despegaron una vez más, partiendo de Miami, Florida. a Puerto Rico. Después de llegar a Lea, Nueva Guinea, los dos despegaron de nuevo, pero por última vez. La pareja desaparecería en el vuelo a la isla Howland, su destino se convirtió en uno de los grandes misterios del siglo XX y sigue siendo objeto de acalorados debates.

El barco de la Guardia Costera Itasca grabó la última transmisión escuchada de la pareja, que ocurrió aproximadamente 20 horas después de que despegaron.

Gillespie, quien sostiene la teoría de que Earhart murió en la remota isla de Nikumaroro, un atolón de coral a 1.200 millas de las Islas Marshall, culpa en parte de su desaparición a la negligencia.

Si bien Noonan "era un muy buen navegante celestial", ni él ni Earhart sabían mucho sobre radio, "lo que realmente los puso en desventaja", dijo Gillespie. De hecho, el vuelo a Howland "dependía en gran medida de la navegación de Fred, lo que requería una verificación de la hora precisa de una estación de radio", según TIGHAR.

Décadas más tarde, surge el misterio que rodea a su desaparición, lo que hace que Bob Ballard, el explorador que descubrió los restos del Titanic en 1985, busque respuestas en la isla de Nikumaroro, también conocida como Isla Gardner.

En 1940, se encontraron unos 13 huesos humanos en la isla. Un análisis forense de 2018 afirmó que los huesos pertenecían a la aviadora.

“Amelia Earhart es la aviadora más famosa del mundo; quedó eclipsado”.

- Ric Gillespie

La expedición, que cuenta con el respaldo de National Geographic, comenzó el 7 de agosto y durará hasta el 25 de agosto. Los investigadores están utilizando drones submarinos para buscar el avión de Earhart en las aguas alrededor de la isla. Fredrik Hiebert, arqueólogo residente de la National Geographic Society, lidera el equipo de investigadores que buscan señales de Earhart en el atolón de coral que los expertos esperan que conduzcan a sus huesos.

Pero Gillespie, cuya organización ha llevado a cabo décadas de investigación sobre la desaparición de Earhart y ha visitado Nikumaroro en varias ocasiones en busca de pistas, tiene dudas de que quede algo por encontrar, calificando la probabilidad de encontrar el avión de Earhart en menos del 20 por ciento.

“La pendiente del arrecife en Nikumaroro es una ladera empinada e inestable llena de rocas, acantilados y cuevas, y propensa a deslizamientos de tierra bajo el agua”, dijo anteriormente a Fox News. "Puede que no quede nada por encontrar".

En cuanto a Noonan, lo que le sucedió al navegante puede seguir siendo un misterio para siempre.

“Amelia Earhart es la aviadora más famosa del mundo; quedó eclipsado”, dijo Gillespie.


MAL MAPA PUEDE SER EL POR QUÉ EARHART NO LLEGÓ A ISLA

Amelia Earhart, cuya desaparición en 1937 ha sido durante mucho tiempo fuente de conjeturas, podría haber sido víctima del error de un cartógrafo. El aviador tenía las coordenadas equivocadas de la isla del Pacífico a la que estaba tratando de llegar cuando desapareció.

Un documento descubierto recientemente también sugiere que Earhart y su navegador, Fred Noonan, podrían haber sobrevivido hasta 12 días después del accidente, sin ser detectados por la misión de rescate aire-mar más masiva jamás lanzada.

En el plan de vuelo preparado para el vuelo de Earhart alrededor del mundo por el navegante Clarence Williams, la ubicación de la pequeña isla Howland, un banco de arena de 2 millas de largo en el medio del Pacífico Sur, está a unas 7 millas de distancia.

La discrepancia fue descubierta por Grace Mcguire, una instructora de vuelo de Nueva Jersey que espera recrear el vuelo de Earhart en su 50 aniversario en junio.

Earhart y Noonan desaparecieron el 2 de julio de 1937, en los minutos finales de un vuelo de 2.600 millas desde Lae, Nueva Guinea, a la isla Howland.

Los informes presentados después de la desaparición dicen que la fuerza de las transmisiones de radio finales de Earhart sugiere que el avión estaba a 50 millas de la isla Howland cuando se estrelló, pero nunca se encontró rastro de él.

Mcguire dijo que el plan de vuelo defectuoso, que según ella se basaba en gráficos gubernamentales inexactos, coloca a Howland Island al noroeste de su ubicación real. Ella cree que el error de 7 millas podría haber marcado la diferencia entre la vida y la muerte para los pilotos.

Un informe del Air Corps desclasificado en 1977 dice que la visibilidad era generalmente de 25 millas esa mañana. Sin embargo, el informe señala que el resplandor del sol habría hecho que tanto la isla Howland como una columna de humo que se elevaba desde el guardacostas Itasca, anclado cerca, fueran "muy difíciles de ver desde el oeste".

La visibilidad también puede haberse visto obstaculizada, señala el informe, porque `` lo más probable es que el piloto voló desde el asiento de la izquierda y habría

tenía un campo de visión pobre a la derecha. . . el navegante tenía visión limitada debido a un ala debajo de él. ''

Mcguire dijo que el Lockheed Electra 10-E de Earhart de 46 pies habría sido demasiado pequeño y demasiado bajo para que los observadores de Howland y el Itasca lo vieran.

"Ya habían descendido a 1,000 pies", en los minutos finales del vuelo, dijo Mcguire. "Habrían estado por debajo del horizonte y serían imposibles de ver".

Mcguire cree que Earhart estaba en curso y habría llegado a Howland Island si hubiera tenido las coordenadas correctas.

"Una de las últimas transmisiones de radio de Amelia fue: 'Debe estar contigo, no puedo verte'. Ella sabía que estaba allí '', dijo Mcguire.

El teniente Lee Price, instructor de navegación aérea en la Academia Naval de los EE. UU. En Annapolis, Maryland, especula que el avión de Earhart habría sido visto si hubiera llegado `` entre cinco y diez millas '' de su destino. Price dijo que la discrepancia de 7 millas habría hecho una diferencia significativa en la cuota. Si estuviera volando hacia el sol, creo que casi no habría tenido visibilidad frente a ella, creo que una milla o menos ''.

Mcguire dijo que hay otra evidencia para apoyar la teoría de que Earhart estaba trabajando con coordenadas defectuosas.

En la transmisión de radio final de Earhart al Itasca, entregada en lo que los testigos llamaron una voz "muy emocionada", la aviadora dijo que estaba volando "en la línea de la posición 157-337. . . . Vamos de norte a sur ''. Investigadores anteriores han teorizado que la brújula en dirección 157-337, que describe un rumbo hacia el noroeste o el sureste, era una & quot; línea quotsun & quot; un intento final y desesperado de Noonan en la navegación celeste.

"Es obvio lo que pasó", dijo Mcguire. Llegaron a donde pensaban que debería estar la isla Howland y no vieron nada. Entonces Fred, que era un excelente navegante, dijo: 'Mira, estamos demasiado al norte o demasiado al sur. Trazaré una línea entre Howland y Baker, una isla a 37 millas al sureste. Si volamos a lo largo de eso, seguramente golpearemos a uno o al otro. Pero se estaban quedando sin gasolina.

Un documento obtenido por United Press International sugiere que es posible que aún estuvieran vivos 12 días después del accidente.

En la noche del 5 de julio, tres días después de la frenética transmisión de radio de Earhart, se vieron luces verdes en el cielo al noreste de la isla Howland. Los rescatistas luego los descartaron como una lluvia de meteoritos.


Amelia Earhart & # 8217s Ciudad natal

¿Podría descubrirse la clave del misterio de la desaparición de Amelia Earhart en su lugar de nacimiento de Atchison, Kansas?

La pacífica ciudad de Atchison Kansas puede contener las respuestas a dos preguntas importantes sobre la vida y la muerte de Amelia Earhart.

  1. ¿Qué hizo que Amelia Earhart se convirtiera en piloto especializada en vuelos de larga distancia?
  2. ¿Qué le sucedió exactamente después de su misteriosa desaparición el 2 de julio de 1937?

¿Qué hizo que Amelia decidiera convertirse en piloto?

La casa en la que nació Amelia, el 24 de julio de 1897, pertenecía a su abuelo por parte de su madre, el juez retirado de la Corte de Distrito de los Estados Unidos, Alfred Otis. Está situado en un acantilado con vistas al río Missouri.

El río se mueve rápida y silenciosamente abajo. No muy lejos de la casa, río arriba, el río se curva bruscamente y se pierde de vista. Uno puede seguir el río un poco más río abajo antes de que también se doble bruscamente y se pierda de vista. Fue en la curva río abajo que Louis y Clark eligieron para uno de sus campamentos. Un niño de espíritu aventurero debe haberse preguntado de dónde viene el río o hacia dónde va.

Abajo, en el pueblo aún quedan las vías por donde discurría el famoso Ferrocarril de Atchison, Topeka y Santa Fe. De pie en el acantilado junto a la casa del tren, se pueden escuchar los silbidos de trenes invisibles que van y vienen fomentando quizás aún más el deseo de aventura en una mente joven.

Los pájaros vuelan sobre las llanuras de Missouri y desaparecen en la distancia. Pueden ver a dónde va y de dónde viene el río y hacia dónde se dirigen los ferrocarriles. Conscientemente o no, estas imágenes tuvieron un gran impacto en los años de formación de Amelia al crear la pasión por los viajes que desarrolló y que se convirtió en parte de la elección de su decisión de ser piloto.

¿Qué secretos guarda el lugar de nacimiento de Amelia sobre su desaparición?

Además de contener el secreto de la elección de carrera de Amelia, también puede contener el secreto de su muerte. El lugar de nacimiento de Amelia Earhart es ahora un museo dirigido por Ninety-Nines (la organización internacional de mujeres voladoras) que Amelia ayudó a fundar.

Ha sido y continúa bellamente restaurado a la forma en que se veía cuando Amelia vivía allí con sus abuelos. La casa incluye muchos artefactos maravillosos y fotos de su vida y su increíble carrera. Atchison no está lejos de Kansas City. El recorrido por la casa es autoguiado.

Pero ¿qué pasa con su desaparición? ¿Qué nos puede decir la casa al respecto? Cuando termine el recorrido oficial, pida ver el sótano. Al pie de los escalones, sobre una losa de hormigón, hay dos montículos de hormigón, del tamaño y la forma de un cuerpo humano. No hay ninguna razón aparente por la que estén allí.

¿Amelia Earhart y su navegante en su último vuelo, los cuerpos de Fred Noonan habían sido recuperados y están enterrados debajo de la casa donde nació? Esa es la pregunta sobre la que muchos investigadores han especulado, pero nadie parece saberlo. ¿Qué o quién se encuentra debajo de esos dos montículos de hormigón?

El Museo Casa Natal atrae a muchos visitantes fascinantes. Muchos de ellos afirman tener las respuestas al destino de Amelia. Si uno sale para la celebración del cumpleaños de Amelia Earhart en julio, es probable que vea pilotos famosos, parientes de Amelia Earhart o su esposo y promotor, la familia de George Putnam, así como investigadores y escritores de libros sobre Amelia y el misterio que los rodea. su desaparición, la mayoría de los cuales afirman tener las verdaderas respuestas al verdadero destino de Amelia y Fred. Incluso se ha informado de que personas que dicen ser hijos de Amelia han venido a la casa aunque Amelia no tenía hijos.

Aunque las raíces del espíritu aventurero de Amelia quedan claras en una visita a Atchison, la respuesta a su desaparición el 2 de julio de 1937 todavía, por el momento sigue siendo un misterio.


ARTÍCULOS RELACIONADOS

También en julio, surgió una fotografía borrosa como parte de la promoción del documental History Channel que pretendía mostrar a Earhart y Noonan en Saipan, junto con su avión, en 1937.

Muestra a una mujer, supuestamente Earhart, de espaldas a la cámara. Un hombre que se dice que es Noonan se encuentra cerca, mientras que su avión lisiado se puede ver en el extremo derecho siendo arrastrado por un gran barco.

No se pueden ver las caras de los dos, pero sus perfiles tienen una sorprendente similitud con la pareja. Se ha afirmado que el fotógrafo era un espía o emisario estadounidense que operaba tras las líneas enemigas en el Pacífico.

Un experto en reconocimiento facial dijo que probablemente sean Earhart y Noonan en la foto, que fue descubierta en el Archivo Nacional por el agente federal retirado Les Kinney.

Según los informes, esta imagen muestra a Amelia Earhart (sentada en el centro) después de que desapareció del cielo, pero algunos la cuestionan. Fue encontrado en el archivo nacional

Los expertos no están de acuerdo sobre si las cifras son realmente Noonan y Earhart. También se ha preguntado por qué la foto, supuestamente tomada en 1937, se encontró con fotos tomadas en 1940.

Pero los investigadores le dijeron a MailOnline hace un año que la foto no podía ser la de Earhart porque se encontró entre un lote de fotos tomadas después de 1940, tres años después de que Earhart desapareciera.

Un investigador que investigó la foto para MailOnline creyó inicialmente que las figuras al final del embarcadero mostraban a Earhart y Noonan, pero su entusiasmo se desvaneció cuando se dio cuenta de la fecha en que supuestamente fueron tomadas.

"La fecha de 1940+ es probablemente la más desalentadora de todas", dijo el investigador, y agregó que las formas corporales de "Earhart" y "Noonan" no parecían ser correctas.

Y otro investigador reconocido de Earhart, Mike Campbell, arremetió contra lo que describió como "afirmaciones de fotografías falsas".

Campbell dijo que no había evidencia de nada excepto que un barco japonés, el Koshu Maru, estuvo una vez en Jaluit Harbour.

Campbell afirma que la foto "no hace más que desacreditar la verdad".

Dice que Earhart y Noonan "no están en absoluto en la foto y es increíble que alguien pueda creer que sí".

'Acércate y puedes ver la mitad superior de un hombre blanco con cabello negro en el extremo izquierdo del grupo en el muelle', dijo, pero agrega que las características, la nariz, la línea del cabello están mal 'y cualquier inteligente el análisis lo descarta '.

Los supuestos detalles del vuelo final de Earhart y dónde se cree que terminó basándose en diferentes teorías a lo largo de los años.

Campbell dijo que "nadie en la foto se parece ni remotamente a Earhart en la medida en que se pueden determinar los rasgos faciales de cualquier persona".

La investigación de MailOnline el año pasado también concluyó que si Earhart y Noonan hubieran sido capturados por los japoneses, los presuntos espías habrían estado bajo vigilancia, pero no hay señales de ningún soldado japonés en el embarcadero.

"El grupo en el muelle parece estar dando un paseo dominical o esperando la llegada de alguien de uno de los barcos en el puerto", dijo Campbell.

Como el investigador de MailOnline que descubrió las notas fotográficas cuestionables: 'En los archivos encontré que los sobres que contenían las fotografías estaban estampados en la esquina inferior trasera, algo que era difícil de notar ya que están en una carpeta de tres anillos / cerca.

"Las fotos de vigilancia [aérea] en los primeros sobres estaban fechadas antes de la década de 1940, pero las fotos tomadas en la isla [Jaluit], que estaban en los últimos sobres, estaban fechadas en 1940+".


El misterio detrás de Amelia Earhart y la desaparición de # 8217s

Amelia Earhart fue la primera mujer aviadora en volar sola a través del Atlántico, un logro que logró en 1932. Antes de ese vuelo épico, fue la primera mujer en cruzar el Atlántico por aire, como pasajera en 1928. En vida, fue frecuentemente controvertida. , sobre sus puntos de vista feministas, su matrimonio aparentemente abierto y sus posiciones políticas. Earhart salió de una infancia problemática para trabajar como enfermera durante la Primera Guerra Mundial, en Toronto, antes de que su propio país entrara en conflicto. Afectada durante la pandemia de gripe española, desarrolló neumonía, se sometió a una cirugía en los senos nasales y sufrió problemas en los senos nasales por el resto de su vida.

Amelia Earhart se encuentra ante el Lockheed Electra en el que ella y Fred Noonan desaparecieron en 1937. Wikimedia

Su famoso último vuelo, durante el cual ella y su navegante, Fred Noonan, desaparecieron en el lejano Pacífico, no fue tan estremecedor. En 1937, las rutas de aviación comercial establecidas se extendieron por todo el mundo. Noonan plotted several of the routes during his career as a navigator for Pan American World Airways. One such route was the China Clipper, San Francisco to Manila, via Honolulu, Midway Island, Wake Island, and Guam. Earhart&rsquos round-the-world flight was planned to generate publicity for a new book she planned to write, and for the navigation school Noonan hoped to start in San Francisco, having retired from Pan Am. They vanished and became legends, subjects of an unending mystery. Here is some of their story.

Earhart was received at the White House following her first transatlantic flight, though she was just a passenger. Wikimedia

1. Earhart began flying in the early 1920s

In 1919 Amelia Earhart enrolled in New York&rsquos Columbia University, intending at first on continuing her medical career, which began with nursing training in World War I. She did not complete her studies, moving to California the following year, where she lived with her parents. The latter had a difficult marriage, with financial difficulties exacerbated by her father&rsquos heavy drinking. On December 28, 1920, her father paid for Amelia&rsquos first flight, a ten-minute ride in an aircraft flown by Frank Hawks, who later gained fame as a racer. Earhart took several jobs, including as a stenographer, and a truck driver, to raise the money to support flying lessons.

The following summer, her lessons having gone well, Earhart purchased her first aircraft, a Kinner Airster biplane. Its bright yellow paint scheme led her to name the aircraft &ldquothe Canary&rdquo. In 1922 Earhart reached the altitude of 14,000 feet in the Canary, a world record for a female pilot. In May, 1923, Earhart received her pilot&rsquos license, one of only sixteen women to have done so. One of them was her flight instructor, Anita Snook. In the mid-1920s a series of financial misadventures destroyed her family&rsquos fortune, and the shock was the final blow to her parent&rsquos marriage. They divorced in 1924, and Earhart drove her mother to Boston, in a lengthy road trip which took several months.


1937 world flight

Earhart joined the faculty of Purdue University in 1935 as a visiting faculty member to counsel women on careers and as a technical advisor to the Department of Aeronautics. In July 1936, she took delivery of a Lockheed L-10E Electra financed by Purdue and started planning a round-the-world flight. Not the first to circle the globe, it would be the longest at 29,000 miles (47,000 km), following a grueling equatorial route. Although the Electra was publicized as a "flying laboratory," little useful science was planned and the flight seems to have been arranged around Earhart's intention to circumnavigate the globe along with gathering raw material and public attention for her next book. Her first choice as navigator was Captain Harry Manning, who had been the captain of the President Roosevelt, the ship that had brought Amelia back from Europe in 1928.

Through contacts in the Los Angeles aviation community, Fred Noonan was subsequently chosen as a second navigator because there were significant additional factors which had to be dealt with while using celestial navigation for aircraft. He had vast experience in both marine (he was a licensed ship's captain) and flight navigation. Noonan had recently left Pan Am, where he established most of the company's China Clipper seaplane routes across the Pacific. Noonan had also been responsible for training Pan American's navigators for the route between San Francisco and Manila. The original plans were for Noonan to navigate from Hawaii to Howland Island, a particularly difficult portion of the flight then Manning would continue with Earhart to Australia and she would proceed on her own for the remainder of the project.

Departure from Lae

On July 2, 1937 (midnight GMT) Earhart and Noonan took off from Lae in the heavily loaded Electra. Their intended destination was Howland Island, a flat sliver of land 6,500 ft (2,000 m) long and 1,600 ft (500 m) wide, 10 feet (3 m) high and 2,556 miles (4,113 km) away. Their last known position report was near the Nukumanu Islands, about 800 miles (1,300 km) into the flight. The United States Coast Guard cutter Itasca was on station at Howland, assigned to communicate with Earhart's Lockheed Electra 10E and guide them to the island once they arrived in the vicinity.

Final approach to Howland Island

Through a series of misunderstandings or errors (the details of which are still controversial), the final approach to Howland Island using radio navigation wasn't successful. Fred Noonan had earlier written about problems affecting the accuracy of radio direction finding in navigation. Some sources have noted Earhart's apparent lack of understanding of her Bendix direction finding loop antenna, which at the time was very new technology. Another cited cause of possible confusion was that the USCG cutter Itasca and Earhart planned their communication schedule using time systems set a half hour apart (with Earhart using Greenwich Civil Time (GCT) and the Itasca under a Naval time zone designation system).

Motion picture evidence from Lae suggests that an antenna mounted underneath the fuselage may have been torn off from the fuel-heavy Electra during taxi or takeoff from Lae's turf runway, though no antenna was reported found at Lae. Don Dwiggins, in his biography of Paul Mantz (who assisted Earhart and Noonan in their flight planning), noted that the aviators had cut off their long-wire antenna, due to the annoyance of having to crank it back into the aircraft after each use.

Radio signals

During Earhart and Noonan's approach to Howland Island the Itasca received strong and clear voice transmissions from Earhart identifying as KHAQQ but she apparently was unable to hear voice transmissions from the ship. At 7:42 a.m. Earhart radioed "We must be on you, but cannot see you&mdashbut gas is running low. Have been unable to reach you by radio. We are flying at 1,000 feet." Her 7:58 a.m. transmission said she couldn't hear the Itasca and asked them to send voice signals so she could try to take a radio bearing (this transmission was reported by the Itasca as the loudest possible signal, indicating Earhart and Noonan were in the immediate area). They couldn't send voice at the frequency she asked for, so Morse code signals were sent instead. Earhart acknowledged receiving these but said she was unable to determine their direction.

In her last known transmission at 8:43 a.m. Earhart broadcast "We are on the line 157 337. We will repeat this message. We will repeat this on 6210 kilocycles. Wait." However, a few moments later she was back on the same frequency (3105 kHz) with a transmission which was logged as a "questionable": "We are running on line north and south." Earhart's transmissions seemed to indicate she and Noonan believed they had reached Howland's charted position, which was incorrect by about five nautical miles (10 km). The Itasca used her oil-fired boilers to generate smoke for a period of time but the fliers apparently did not see it. The many scattered clouds in the area around Howland Island have also been cited as a problem: their dark shadows on the ocean surface may have been almost indistinguishable from the island's subdued and very flat profile.

Whether any post-loss radio signals were received from Earhart and Noonan remains controversial. If transmissions were received from the Electra, most if not all were weak and hopelessly garbled. Earhart's voice transmissions to Howland were on 3105 kHz, a frequency restricted to aviation use in the United States by the FCC. This frequency was not thought to be fit for broadcasts over great distances. When Earhart was at cruising altitude and midway between Lae and Howland (over 1,000 miles (1,600 km) from each) neither station heard her scheduled transmission at 0815 GCT. Moreover, the 50-watt transmitter used by Earhart was attached to a less-than-optimum-length V-type antenna.

The last voice transmission received on Howland Island from Earhart indicated she and Noonan were flying along a line of position (taken from a "sun line" running on 157&ndash337 degrees) which Noonan would have calculated and drawn on a chart as passing through Howland. After all contact was lost with Howland Island, attempts were made to reach the flyers with both voice and Morse code transmissions. Operators across the Pacific and the United States may have heard signals from the downed Electra but these were unintelligible or weak.

Some of these transmissions were hoaxes but others were deemed authentic. Bearings taken by Pan American Airways stations suggested signals originating from several locations, including Gardner Island. It was noted at the time that if these signals were from Earhart and Noonan, they must have been on land with the aircraft since water would have otherwise shorted out the Electra's electrical system. Sporadic signals were reported for four or five days after the disappearance but none yielded any understandable information. The captain of the USS Colorado later said "There was no doubt many stations were calling the Earhart plane on the plane's frequency, some by voice and others by signals. All of these added to the confusion and doubtfulness of the authenticity of the reports."

Crash and sink theory

Many researchers believe the Electra ran out of fuel and Earhart and Noonan ditched at sea. Navigator and aeronautical engineer Elgen Long and his wife Marie K. Long devoted 35 years of exhaustive research to the "crash and sink" theory, which is the most widely accepted explanation for the disappearance. Capt. Laurance F. Safford, USN, who was responsible for the interwar Mid Pacific Strategic Direction Finding Net and decoding of the Japanese PURPLE cipher messages for the attack on Pearl Harbor, began a lengthy analysis of the Earhart flight during the 1970s, including the intricate radio transmission documentation and came to the conclusion, "poor planning, worse execution." Rear Admiral Richard R. Black, USN, who was in administrative charge of the Howland Island airstrip and was present in the radio room on the Itasca, asserted in 1982 that "the Electra went into the sea about 10 am, July 2, 1937 not far from Howland". British aviation historian Roy Nesbit interpreted evidence in contemporary accounts and Putnam's correspondence and concluded Earhart's Electra was not fully fueled at Lae. William L. Polhemous, the navigator on Ann Pellegreno's 1967 flight which followed Earhart and Noonan's original flight path, studied navigational tables for July 2, 1937 and thought Noonan may have miscalculated the "single line approach" intended to "hit" Howland.

David Jourdan, a former Navy submariner and ocean engineer specializing in deep-sea recoveries, has claimed any transmissions attributed to Gardner Island were false. Through his company Nauticos he extensively searched a 1,200-square-mile (3,100 km 2 ) quadrant north and west of Howland Island during two deep-sea sonar expeditions (2002 and 2006, total cost $4.5 million) and found nothing. The search locations were derived from the line of position (157&ndash337) broadcast by Earhart on July 2, 1937. Nevertheless, Elgen Long's interpretations have led Jourdan to conclude, "The analysis of all the data we have &ndash the fuel analysis, the radio calls, other things &ndash tells me she went into the water off Howland." Earhart's stepson George Palmer Putnam Jr. has been quoted as saying he believes "the plane just ran out of gas." Thomas Crouch, Senior Curator of the National Air and Space Museum, has said the Earhart/Noonan Electra is "18,000 ft. down" and may even yield a range of artifacts that could rival the finds of the Titánico, adding, ". the mystery is part of what keeps us interested. In part, we remember her because she's our favorite missing person."


Recent studies

Most recently, in July 2017, TIGHAR and the National Geographic Society sent four forensic sniffing dogs and an archaeological team to Nikumaroro to see if any bones remained. Specially trained, the dogs alert to the scent of human decomposition. Within moments of arriving at the Seven Site, the dogs—which have a higher success rate than radar—alerted, but the team did not unearth any bone specimens. They gathered soil samples from the area to analyze for human DNA.

New studies on the 13 bones found in 1940 may still help bolster the castaway theory. In 2018, forensic analysis suggested the opposite of the Fiji doctors’ conclusion: The bones were from a female skeleton, one of similar height and body type to Earhart. Forensic anthropologist Richard Jantz used photographs and articles of Earhart’s clothing to analyse the bones’ measurements. The evidence, he asserts, “strongly supports the conclusion that the Nikumaroro bones belonged to Amelia Earhart” or that “they are from someone very similar to her.”

Also in 2018, TIGHAR published a paper analysing radio signals from the night Earhart disappeared. In July 1939 several radio listeners from as far away as St. Petersburg, Florida, and Toronto, Canada, reported hearing a woman’s distress calls TIGHAR believes the voice was Earhart’s, and their paper explains how it could be possible for her transmissions to have traveled so far.

Earhart quipped that her round-the-world flight was “just for fun,” but the quest to understand Earhart’s fate has been a serious work in progress for more than 80 years. The first time Earhart flew, a 10-minute ascent with World War I pilot Frank Hawks, she made a life-changing decision. “By the time I had got two or three hundred feet off the ground, I knew I had to fly,” she would later recall. Today, researchers remain as determined to solve her disappearance as Earhart was to fly.


Ver el vídeo: AMELIA EARHART Mystery solved -- finally! (Diciembre 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos