Nuevo

Niederbieber Draco

Niederbieber Draco


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Draco (historia)

Le draco UNED dragón dace, est un animal fantastique dans la mythologie daces. Le draco est représenté avec un corps de serpent et une tête de loup. Il servait dans les armées antigüedades, comme étendard et enseigne. Il est visible sur les représentations des guerriers daces de Décébale dans les bajorrelieve ilustrant les guerres daciques sur la colonne de Trajan à Rome.


El draco romano

El Draco fue adoptado por primera vez en la caballería romana durante el siglo II d.C., posiblemente con la introducción de la caballería sármata en el ejército romano. Arrian, que estaba escribiendo c. 137 d. C., lo describió como un invento escita (probablemente se refería a sármatas) que fue adoptado por la caballería romana [2]. Los romanos comenzaron a usar el draco en los juegos de caballería, los llamados 'Gimnasio Hippica'. Arrian los describió como versiones glamorosas de ejercicios de entrenamiento, realizados con armaduras decoradas. Es posible que el draco fuera presentado solo porque era "extravagante", extranjero y glamoroso. Se anotaron puntos en el juego por golpes en la cola de los dracos llevados por un equipo que actuaba como "objetivos", de jabalinas ficticias lanzadas por otro equipo de jinetes. Arrian recomendó que el estandarte sea colorido, lo que se suma al espectáculo de los desfiles de caballería. Se le debe dar uno a cada unidad para mantener el orden tanto en las exhibiciones como en la batalla. La caballería romana adoptó el draco probablemente durante o después de las guerras dacias, en las que el equipo de la caballería romana se alteró para resistir las cargas de la caballería armada con lanzas. Estos cambios de equipo incluyeron la adopción de la caballería completamente armada (alae cataphractiorum) y la lanza larga. Sería lógico suponer que este fue el momento en que también se introdujo el estándar draco.

La elección del dragón / serpiente como modelo no es tan fácil de explicar, porque las culturas esteparias utilizaron cabezas de otros animales y continuaron haciéndolo. Sin embargo, se ha asumido que fue debido al dominio tracio en la caballería romana que esta última adoptó la forma de serpiente. Estos jinetes tracios tenían una deidad que se parecía a una serpiente "voladora" con escamas, dientes y una cresta erguida, que bien podría haber sido un draco o algo similar.

No está documentado cuándo se adoptó exactamente el draco como estándar normal para todos los tipos de tropas. Sin embargo, las fuentes mencionan que el draco se usa con la infantería. La Historia Augusta menciona que la madre de Severo (193-211 d. C.) soñó con una serpiente puple antes de su nacimiento, algo muy parecido a lo que más tarde oímos del estandarte imperial [3]. Pero dado que esta fuente probablemente se compiló más tarde, no podemos estar seguros de que esto tenga alguna relación con las citas. Estamos en terreno más sólido con la entrada del reinado de Galieno (253-268 d. C.), cuando se dice que las tropas legionarias desfilaron con un dracón entre los estandartes de las legiones [4] y las tropas de Aureliano (270-5 AD) también tenía draconarii entre los abanderados [5]. Esto puede llevarnos a concluir que la infantería comenzó a usar dracos a finales del siglo III. En el Arco de Galerio, que fue construido antes del 311 d.C. para conmemorar la guerra de Galerio contra Persia en 290 d.C., se pueden ver varios dracos a su izquierda y derecha, llevados tanto por infantería como por caballería (ver la imagen de arriba, segundo desde la derecha). ).

No tenemos una buena idea sobre la apariencia general del draco. Algunas cabezas de draco pueden haber parecido un draco, pero algunas parecen más como lobos o perros, o incluso como un asno (..). Además, no podemos estar seguros de la longitud de la manga de viento o la longitud real del poste en el que se llevó.

Sin embargo, las monedas del emperador Trajano Decio (249-251 d.C.) nos dan una idea de la altura de este último. Si no es una representación de una trompeta con cabeza de jabalí (carnycus), no parece haber sido más alta que un hombre. Sin embargo, en mi opinión, el Emperador preferiría mostrarse con un estandarte.

Lo más probable es que la cabeza de draco se construyera tallando primero un original de madera y luego golpeando una lámina de aleación de cobre a su alrededor. Esta cabeza de draco estaba hecha de dos mitades, la mandíbula inferior estaba remachada contra la mitad superior. Agregar una manga de viento puede ser un problema, porque no tenemos una idea clara de cuánto tiempo sería. Sin embargo, la prueba y el error lo llevarán allí, por supuesto, con diferentes longitudes y materiales posibles. Yo optaría por la seda, que puede ser cara, pero es ligera y obtiene el mejor resultado. Posiblemente, los aros añadidos podrían mantener la cola "inflada", que también se puede usar para unir tiras de tela para crear el efecto de "flujo" de la bestia voladora descrita por Arrian (Ars. Tact. 35.3-4). Las imágenes de abajo muestran una estela funeraria de Chester entre los siglos II y III, probablemente mostrando un draconario sármata.


Facebook

El único Draco romano completamente conservado se encontró en la fortaleza de Niederbieber, Alemania. Probablemente llevado por una cohorte de caballería auxiliar. El estándar de Draco tendría serpentinas detrás y un dispositivo en la cabeza haría un silbido mientras galopaba.

Instituto Americano de Humanidades

William Lester

Esta es una de esas publicaciones que me permite analizar el trigo de la paja. .

Déjame presentarte a este caballero. Su nombre era Dreadman Lester. Es el patriarca de mi familia. Su apellido era Lester, porque ese era el nombre del hombre que lo poseía. Nació como esclavo en una plantación de Virginia.

El 5 de julio de 1776, un día después de la ratificación de la Declaración de Independencia, Dreadman todavía era un esclavo. No era su Día de la Independencia. Por lo tanto, acepto plenamente la celebración del diecinueve de junio, la fecha de la liberación definitiva de la esclavitud en los Estados Unidos.


Niederbieber Draco - Historia


`` ¿Cómo se ve? ''


La arena mojada hace que el aterrizaje sea duro.


Un sillín de estepa, un sillín con marco de madera y un sillín alemán con almohadillas.


Un sillín militar McClellan reacondicionado de estilo confederado.


Hal decorado con amuletos de astas y colmillos de jabalí, así como cuentas de melón alrededor del cuello, a menudo asociadas con caballos.


Controlar al caballo con una mano mediante el control del cuello.


La silla de montar de la estepa. Un diseño fuerte basado en cuatro tablas de madera.


Murph, una mazorca irlandesa gruñona.


Hal a la velocidad. Una cruz de mazorca galés de pura sangre.


Disparo a la derecha.


Disparos a la retaguardia.


Disparar a la izquierda, el tiro más fácil.


Un corte al revés.


Casco de caballería, acolchado, cota de malla, armadura, pantalones, vendas para las piernas y armaduras para las piernas entablilladas, todo utilizado para ocultar la figura femenina.


Probando la armadura y el equipo al máximo.


El casco romano de Concesti, encontrado en una tumba húnica de principios del siglo V, con abrigo y botas de montar huno.


Un soldado de caballería romano del siglo I a.C., que usaba tecnología de casco, armadura y silla de montar tomada de los `` bárbaros ''.


Un jinete bizantino del siglo X de origen jázaro.


El estándar draco que da la dirección del viento.


El lagarto Niederbieber.


Un casco a punto de ser abollado.


Una copia del casco de caballería del siglo I d.C. encontrado en Witcham Gravel cerca de Ely, usado con una placa frontal durante los deportes de caballería.


El momento del impacto, utilizando todo el peso del caballo.


Caballería griega de alrededor del 350 a. C. basada en los escritos de Jenofonte.

Aventuras en la caballería romana Parte 4

Agosto de 2010.
Han pasado varios años desde que escribí algo sobre nuestro experimento de caballería, y han pasado muchas cosas desde la última entrega. Muchos miembros e incluso entusiastas del extranjero han disfrutado montando caballos y experimentando las sillas de montar romanas. Pero tenemos un núcleo duro de ciclistas que viajan en exhibiciones públicas. De la misma manera, aunque hemos usado muchos caballos a lo largo de los años, algunos caballos siempre están con nosotros. Y esto se refleja en la forma en que hemos probado nuevas ideas y equipos, pero nuestros valores fundamentales siguen siendo los mismos.


OBJETIVOS
Quería aprender a montar como un romano. Quería entender la silla de montar romana y cómo una silla de montar de madera maciza podía funcionar en más de un caballo. Quería usar caballos del tamaño y la conformación correctos para aprender sobre la velocidad de maniobra y la capacidad de la caballería romana. Y quería montar como un romano llevando el equipo correcto sin compromiso.

En lugar de utilizar jinetes contratados para espectáculos, queríamos nuestros propios jinetes de Comitatus con el compromiso de comprender el equipo militar romano y cómo funciona a caballo. Estos motociclistas necesitaban invertir tiempo y dinero para lograr que sus habilidades y equipo alcanzaran un nivel muy alto. En 2005 aspiraba a hacer quizás tres espectáculos de caballería al año si teníamos suerte. En 2010 estamos haciendo el doble de eso, y la mayoría de los fines de semana viajamos en privado.


INFORME DE PROGRESO, AGOSTO DE 2010

Montando
Cuando empecé a montar en el patio de Claire Chamberlain en Howden, estoy seguro de que todos pensaron que estaba un poco loco. ¿Quién era esta persona extraña que siempre viajaba con ropa extraña día y noche con lluvia o sol? Sin estribos, monturas divertidas, ni siquiera riendas. `` Juan el Romano '' estuvo cerca de ser `` Juan el loco ''. Pero Claire no solo me dio buenos consejos, sino también el tiempo y el espacio para encontrar mi propio camino sin las restricciones impuestas por las convenciones. A lo largo de los años, me complace decir que se ha enamorado de la equitación romana.

Este no es el lugar para una discusión en profundidad sobre cómo entrenar jinetes o caballos. Las técnicas naturales de equitación pronto parecen desarrollar una mitología de culto al estilo Zen sobre ellas. Pero el jinete debe concentrarse en sacar lo mejor de sí mismo y del caballo. El jinete y el caballo encontrarán su propio estilo y medios para comunicarse. Puede que no siempre se vea bonito, pero confío en este enfoque por encima de todos los demás. Cuantas más horas pasa en la silla, mejor se vuelve el vínculo entre el caballo y el jinete. Generalmente nunca es culpa de los caballos cuando las cosas no salen como quisiéramos, son los jinetes. Aunque es cierto que algunos caballos se adaptan más a ciertos jinetes que a otros.

Muchas personas han venido a nuestras sesiones con ganas de montar a la manera romana. Muchos se han ido después de un tiempo porque no tienen un interés real en el período, o porque son incapaces de aceptar que a veces no es el caballo sino ellos mismos el problema. Montar a caballo es una excelente manera de enseñar a cualquiera la humildad. Es genial ver a alguien comenzar a adoptar la postura y el asiento de un ciclista durante un invierno frío y húmedo, y superar las frustraciones para convertirse en una persona más feliz en la primavera. Montar puede cambiar tu vida de muchas maneras y recomiendo que la gente lo pruebe a cualquier nivel.


Sillas de montar
Al principio, las sillas de montar romanas y la tachuela parecían un sueño lejano. Ahora tenemos muchos de ellos, actualmente ocho buenos sillines, un pad alemán verdaderamente flexible y tres buenos sillines más en camino. Ver el uso de buenas reproducciones me anima positivamente. Estamos poniendo nuestras sillas de montar a disposición de otras personas interesadas en la equitación romana. Lamentablemente, se están utilizando algunos sillines increíblemente malos en espectáculos en el Reino Unido. He visto sillas de montar hechas de resina, sillas de montar modernas de uso general (GP) con fundas hechas para ellas para que parezcan sillas de montar romanas, e incluso una silla de vaquero con cuernos cosidos. A menudo, es posible que vea una silla de montar GP cubierta con una piel de oveja o que se utilicen estribos. Parece que no hay excusa para la suya, y el público no es todo estúpido y merece el más alto nivel de autenticidad.

Usamos dos 'originales' de Peter Connolly. Connolly utilizó la evidencia sobreviviente en forma de fundas de cuero, sus costuras, marcas de estiramiento y desgaste, así como placas de cuerno de metal, para producir una silla romano-celta funcional. Produjo un diseño basado en un marco de madera maciza de cuatro cuernos. El tamaño de los cuernos está determinado en parte por las placas de cuerno de aleación de cobre supervivientes, que posiblemente actúen como refuerzos. Algunas placas tienen un grosor sorprendente, lo que quizás sugiera que son para protección. Sin embargo, estos protectores o refuerzos no dan una indicación absoluta del ángulo de los cuernos. Esto se puede derivar de la evidencia escultórica. Desafortunadamente, las cubiertas de cuero que sobreviven no prueban si las placas de aleación de cobre se montaron externa o internamente. Sobre esta base, tal vez no fueran características comunes. Las piezas supervivientes del ajuste del arnés también dan pistas sobre la naturaleza del arnés y cómo se sujetaba la silla al caballo.

Se han realizado varios otros intentos para reproducir sillas de montar de cuatro cuernos utilizando alternativas al marco de madera maciza, en parte quizás para justificar reconstrucciones más simples y económicas. Las sillas de montar acolchadas flexibles que utiliza Junkelmann para las simulaciones de caballería de los siglos I-II, sin un marco de madera, pueden producir un desgaste y estrías similares a las que se encuentran en las fundas de las sillas de montar supervivientes. El refuerzo de cuerno de metal se puede unir a los cuernos acolchados interna o externamente, o no se puede usar en absoluto. El hecho de que los nombres individuales se hayan encontrado rayados o perforados en los refuerzos se ha utilizado como prueba de que se utilizaron externamente.

Los hallazgos presentados en la conferencia Carlisle Millennium Project en 2004 fueron encontrados durante las excavaciones en Castle Green entre 1998 y 2001. Se ilustraron dos cubiertas de silla de montar que mostraban estrías donde habían sido presionadas sobre un marco de madera. Las cubiertas estaban muy gastadas y ambas habían sido remendadas muchas veces. En general, el patrón de puntada utilizado en cada cubierta fue el mismo que se ha encontrado en otros sitios, pero estas cubiertas retuvieron solapas trapezoidales de cuero, aproximadamente la mitad de profundas que largas, con los bordes más anchos más bajos cuando estaban en el caballo. Demuestran que en lugar de simplemente coser debajo de la silla de montar como se creía originalmente, las fundas de cuero se podían asegurar sobre los cuernos y el marco de madera de la silla de montar. Estas fundas para sillas de montar simplemente colgaban de los lados del caballo, incluso tenían una cortina de cuero con flecos sustancial colgando del borde inferior. Parecen ser fundas de sillas de montar en lugar de sillas de montar, protegiendo las piernas del jinete contra la circunferencia y el borde del marco de madera. La correa de la cincha, en lugar de coserse en la funda del sillín como se pensó inicialmente, se podría unir directamente al marco del sillín para brindar una mayor estabilidad. Se exhibió una pieza de madera que se ajustaba exactamente a la pieza curva del marco de la silla que cruzaba la cruz en la reconstrucción de Connolly. Tal diseño plantea preguntas sobre cuánto acolchado se usó en el sillín y cómo se mantuvo en su lugar. Sospecho que se pegaron capas de fieltro al árbol y a la parte inferior de las tablas laterales, como ocurre con algunas sillas de montar militares de patrón universal. Nuestras sillas de montar más nuevas se basan en este diseño.

El propósito de la silla es levantar el peso del jinete de la columna vertebral del caballo. Tanto el estilo de montura sólida como el acolchado del sillín de cuatro cuernos pueden cumplir con este requisito básico. Sin embargo, inicialmente creí que el marco de madera maciza de una silla de cuatro cuernos era inflexible y potencialmente doloroso para el lomo de un caballo. Cada árbol de silla de montar solo podría usarse en una forma de caballo, e incluso una silla hecha para adaptarse a un caballo específico dejaría de encajar si el caballo perdiera la condición en la campaña. Esto resultaría en úlceras por presión, piel callosa y engrosada. Pero la experiencia ha alterado mi punto de vista. Se puede hacer una silla romana sólida con un marco de madera para adaptarse a la mayoría de los caballos, con la adición de un buen acolchado en forma de una silla de montar o pieles. Lo mismo sucedió con las sillas de montar militares con armazón de madera maciza del siglo XIX, cuando a los jinetes se les enseñó a doblar las mantas para que se adaptaran a su caballo y su silla, especialmente en campaña. La silla romana es una silla militar y eso no debería sorprender.

Los cuernos de mi silla carecen de los refuerzos de aleación de cobre, y en diferentes momentos me he roto los dos traseros. Sin embargo, el diseño del sillín podría permitir que se quitara la funda de cuero o que se abrieran las costuras y que se reemplazara la bocina en menos de dos horas. Los refuerzos de aleación de cobre ciertamente parecen importantes para reforzar los cuernos y hacerlos más fuertes. Las bocinas traseras son particularmente importantes para sostener al ciclista contra golpes fuertes y cuando se conduce cuesta arriba. Esto puede explicar por qué los refuerzos traseros de aleación de cobre pueden estirarse completamente a lo largo de la parte trasera del sillín, proporcionando un refuerzo óptimo. Mi sillín tiene un diseño ligero de 4,8 kg, fácil de transportar y almacenar, con muy poco acolchado para la comodidad de los ciclistas. La segunda silla que utilicé era un poco más grande, con 5,2 kg, mientras que la reconstrucción inicial de Connolly fue de 6,8 kg. La variación se debe en parte al tamaño, los refuerzos de la aleación de cobre o la falta de ellos, y la cantidad de relleno en el sillín.

Las versiones acolchadas de estos sillines fabricadas sin un marco de madera a menudo tienen una barra de metal hacia la parte delantera del sillín para mayor estabilidad. Las reconstrucciones son generalmente muy pesadas, pesan entre 11 y 12 kg, y son más grandes que los ejemplos basados ​​en un marco de madera. El peso del ciclista obliga al asiento del sillín hacia abajo y los cuernos se bloquean alrededor de las piernas del ciclista.

Si bien esto proporciona un asiento muy seguro, al jinete le resultará difícil salir de la silla si el caballo se cae, por lo que es preferible realizar algún movimiento en la silla. El marco de madera parece, con mucho, el más utilizable de los dos diseños y los hallazgos de Carlisle ciertamente parecen demostrar su validez. Es un buen diseño, pero lleva mucho tiempo producirlo y los cuernos son debilidades intrínsecas. Inicialmente, el sillín se siente como si las bocinas traseras no ofrecieran suficiente apoyo. De hecho, el ángulo en el que la silla se sienta sobre el caballo es muy importante. Si la parte trasera del sillín no es lo suficientemente alta, el peso total del ciclista golpea constantemente las dos bocinas traseras. En poco tiempo, el jinete adquiere la confianza suficiente para inclinarse bien fuera de la silla, montando instintivamente con las piernas dobladas y apuntando hacia abajo con los dedos de los pies familiares de los monumentos romanos. Sin embargo, los períodos prolongados de conducción pueden ser muy duros para las piernas del ciclista y un calambre grave puede hacer que tenga que ser levantado del sillín.

Siempre hemos trabajado en estrecha colaboración con Saddlers Den en Southport y juntos ahora comercializamos y vendemos sillas de montar romanas con marco de madera con su propia tachuela. También hago mi propio pecho y correas, bridas y cabestros, a menudo en un campo con tiempo limitado.


Virar
La circunferencia y otras tachuelas pueden variar entre reconstrucciones. Una cincha partida mantiene el sillín en su lugar de forma más segura. Los sillines no se ajustan con tanta seguridad como los sillines modernos, y las correas de pecho y de rotura ayudan a mantener el sillín en su lugar. Se puede usar una cincha, una simple correa alrededor del caballo y la silla, para sujetar la silla de manera más segura si es necesario. Las reconstrucciones de tachuelas de los siglos I y II generalmente están muy decoradas con accesorios de aleación de cobre, a menudo estañados o plateados, basados ​​en hallazgos arqueológicos. Pocos de estos accesorios datan de los siglos IV o V.

Sin embargo, a lo largo del período romano hubo un uso a gran escala de amuletos en las tachuelas de los caballos hechos con las bases de astas derramadas. El borde denticulado no es más que la corona natural de la rebaba, canalizada y perforada por la presencia de vasos sanguíneos en el terciopelo durante el crecimiento. Uno o más orificios perforados en el disco permitieron la suspensión del arnés.El diseño más común es el falo, quizás para protegerse del mal de ojo, y el uso de la cornamenta puede sugerir que tenía un significado talismánico especial.

Las correas trillizas que cuelgan de la parte delantera y trasera del sillín son muy útiles para asegurar el equipo y pueden haber ayudado a asegurar la cubierta de cuero al marco de madera.

El caballo es dirigido por la distribución del peso, la presión de las piernas, las espuelas, las órdenes verbales y principalmente el bocado en la boca del caballo sostenido por las riendas y las bridas. Cada caballo necesita diferentes grados de dirección. Los espuelas no son necesarios en todos los caballos, y esto sugiere que no todos los jinetes romanos los usarían. Los romanos usaban el bocado de filete de origen celta, parecido a un bocado moderno, o el bocado de acera potencialmente severo. Los romanos también podrían usar el hackamore para aumentar el apalancamiento en la mandíbula del caballo. Se han descubierto varios ejemplos de metales, pero muchos más podrían haberse hecho de cuero o incluso de hierba seca y no dejar rastros arqueológicos.

Un simple hackamore no tendría nada, y la lápida del siglo I encontrada en 2005 en Lancaster parece mostrar una brida sin bits. Este sistema es útil para caballos jóvenes o aquellos con bocas sensibles, pero generalmente no está asociado con los romanos.

Hoy en día los hackamores metálicos se podrían cubrir con piel de oveja para la comodidad del caballo, y es posible que algunos hackamores romanos también estuvieran cubiertos. El jinete tiene que aprender a controlar el cuello, usando una mano para controlar al caballo ejerciendo presión sobre el cuello del caballo con las riendas, o incluso a veces con su escudo.


La silla de montar de la estepa
En el siglo IV, los hunos y sus aliados introdujeron la silla de montar de la estepa en el oeste. Es un diseño simple y fuerte. Es posible que algunas sillas de montar se construyeran con un árbol de madera de una sola pieza, pero las reconstrucciones se realizan con no más de cuatro piezas de madera unidas y moldeadas para transferir el peso del jinete a los costados del caballo. Con el tiempo, esta silla de montar se convertiría en la silla medieval y las modernas sillas portuguesas y españolas. Las proporciones del pomo y el cantle solo se pueden deducir de la decoración de metal sobreviviente. Los primeros accesorios de este tipo de Europa son un conjunto de monturas de láminas de oro curvas y triangulares de principios del siglo V de Mundolsheim, Alsacia. Estos sugieren una silla de montar de frente muy alto, que se usa para mostrar riqueza y estatus. Los ciclistas de menor estatus podrían haber usado sillines de frente más bajo, para los cuales se han encontrado accesorios raros, pequeños y funcionales en fechas posteriores.

El sillín de la estepa no necesita un acolchado integral y se puede dejar como madera desnuda, con un peso de 6,4 kg. Se asienta sobre varias capas de lana o piel para proteger al caballo. No necesita correas de pecho o de rotura, aunque pueden ser útiles en largas distancias y terrenos accidentados. Viniendo de una silla de montar de cuatro cuernos, el jinete romano está inicialmente preocupado por deslizarse fuera de la `` puerta lateral ''. Intentan enganchar sus piernas debajo del ángulo frontal para asegurarse en el asiento, como lo harían enganchar sus piernas debajo de los cuernos delanteros de la silla de cuatro cuernos. Pero la silla de montar de la estepa no está diseñada para esto y la posición pronto se vuelve muy incómoda. En cambio, el ciclista debe usar una pierna recta y un asiento muy profundo al tomar una curva. Esta posición es relativamente fácil para las piernas del ciclista y se puede mantener durante largos períodos de tiempo.


El estribo
Pero este sillín es un diseño que se beneficia naturalmente de la invención del estribo. El ciclista puede continuar conduciendo con la pierna estirada, pero con la adición de estribos largos que le dan una mayor estabilidad. Pueden levantarse en la silla para amortiguar el efecto del movimiento del caballo mientras practican el tiro con arco, importante en una cultura esteparia. Y quizás lo más útil de todo es que el estribo permite montar el caballo fácilmente.

La cuestión de cómo montaban los romanos sus caballos no está resuelta. Los libros contemporáneos mencionan el montaje desde ambos lados del caballo. Las vallas y la infantería son buenos bloques de montaje, y con armadura es posible montar mientras está parado con la ayuda de una lanza. La cuerda unida a la lanza y utilizada para llevar el arma sobre el hombro puede hacer un paso de montaje simple. Un lazo fuerte de cuerda sobre los cuernos delanteros también puede ser un `` paso '' útil para el montaje, pero no hay evidencia de tales dispositivos.


Caballos
Mucho se ha escrito sobre el tamaño del caballo romano. Ann Hyland ha considerado las diversas razas antiguas potencialmente disponibles para la caballería romana. Para generalizar, existe un consenso de que los caballos militares romanos en el oeste tenían alrededor de 13 a 14 manos, con algunos de hasta 15 manos. Los monumentos romanos ciertamente nos muestran un animal pequeño y rechoncho. Un trabajo reciente sobre evidencia ósea sugiere que los caballos militares reales eran lo que llamaríamos ponis, ejemplares robustos de 13,2 manos, con pequeñas diferencias regionales. Ciertamente, es seguro asumir que se necesitaban animales fuertes para transportar jinetes blindados a distancias considerables, y la velocidad habría sido una consideración secundaria. Junkelmann usó caballos de Camargue para sus reconstrucciones, mientras que las razas nativas británicas similares al pony Fell o Dartmoor se adaptarían mejor al clima británico. El tamaño es crucial para determinar la velocidad de maniobra y la eficacia de la caballería romana.

Muchas personas parecen tener sus propias razas de caballos favoritas, a veces basadas en la identidad cultural o la preferencia nacionalista. Recuerdo que una vez fui acorralado por una mujer vociferante diciéndome que todos los romanos usaban ponis Fell, y que era la única raza romana verdadera. The Fell es, de hecho, el resultado de una afluencia de sangre rápida de Galloway. Otros apuntan al frisón registrado por Tácito. Sin embargo, esto se ha refinado con sangre árabe y andaluza. En lugar de considerar varias razas, prefiero considerar los cuatro tipos básicos de caballo posglacial. Pony Type 1 del noroeste de Europa mide alrededor de 12 a 12,2 manos, y corresponde al Exmoor moderno. El poni tipo 2 del norte de Eurasia mide alrededor de 14 a 14,2 manos y corresponde al moderno poni de las tierras altas. El caballo de tipo 3 era un caballo del desierto de Asia central, que se equiparaba al Akhal-Teke con unas 14,3 manos. El caballo tipo 4 de Asia occidental era un caballo pequeño de 12 manos, de huesos finos, como el Caspio moderno. Las razas modernas se desarrollaron a partir de estos tipos de base. Me gusta pensar que los caballos romanos en Gran Bretaña son similares al Tipo 1, con una pizca de Tipo 3, y quizás una pequeña cantidad al Tipo 4, con los hunos introduciendo el Tipo 2.

En el patio de Claire hay alrededor de 20 caballos a la vez, y la selección de caballos al estilo romano es un pasatiempo favorito. En los primeros días, después de montar varios caballos, incluidos ponis de polo y pura sangre, me decidí por una mazorca irlandesa castrada de 14,2 manos para hacer el papel de mi primer caballo de guerra romano. Esta raza tiene un temperamento confiable, puede llevar fácilmente a un hombre con armadura y tiene pezuñas fuertes. Murph era gruñón, perezoso y beligerante, y nunca se asustaba. Fueron necesarios alrededor de tres meses para enseñarnos mutuamente cómo hacer el espectáculo. El tiro con arco a caballo es quizás la parte más dura del espectáculo, y pasé horas en el paseo haciendo el ciclo cantabrico, luego el trote, antes de finalmente disparar el arco al galope. Todos nuestros caballos necesitan aprender a controlar el cuello para permitirnos montar con una sola mano al estilo occidental.

La mazorca de estilo romano mostró una velocidad típica de 10 km / h al caminar, 15-20 km / h para el trote, 40 km / h para el galope y 56 km / h al galope. Trotar sin estribos es incómodo durante cualquier período de tiempo y la precisión con armas de misiles es difícil, por lo que generalmente las maniobras se realizaban al galope. Tal velocidad hace que el jinete y el caballo sean un objetivo difícil, al tiempo que les da tiempo para usar sus armas con precisión.

Murph es una excelente plataforma de armas, pero no todos los jinetes pueden hacer que se mueva. En octubre pasado comencé a entrenar a un nuevo semental de 14 manos llamado Hal. A los 16 años no es joven y ha trabajado muy poco durante los últimos 10 años. Está muy, muy nervioso, y al principio no le gustó su brida, el bloque de montaje ni a mí. Cuando recogí un arma por primera vez, salió disparado.

De hecho, si recojo algo nuevo, se marcha. Pero realmente se ve bien, es honesto y rápido como un rayo. Me he dado tres años para convertirlo en un buen caballo de caballería romano, y su primer año es muy alentador.

Nuestros caballos no están herrados para endurecer sus cascos y viven afuera durante la mayor parte del invierno. El caballo tiene que acostumbrarse a la silla romana, así como a la armadura y el equipo del jinete. Después de ocho meses de trabajo, Hal estaba casi listo para su primer show, pero el sonido de mi voz por el sistema de megafonía lo asustó y estábamos demasiado emocionados. Creo que otra temporada lo verá mejorar dramáticamente. Cuando suelto las riendas, Hal acelera rápidamente haciendo que el tiro con arco a caballo sea emocionante y el círculo cántabro muy complicado. Todo lo cual demuestra que cada caballo es diferente y necesita su propio enfoque.


Tiro con arco a caballo
Es posible que muchas unidades de segunda línea nunca usaran arcos, o quizás los usaran estacionarios. El jinete diestro debería poder perder la flecha hacia adelante a la derecha o izquierda de la cabeza del caballo. Esto significa que debe tirar de su hombro derecho hacia atrás y estirar hacia adelante con su brazo izquierdo. Sin embargo, la longitud del tiro puede ser limitada, especialmente cuando se usa una báscula rígida, lo que a su vez limita la potencia del disparo. Disparar hacia atrás, el famoso disparo parto, en muchos sentidos parece más fácil. El brazo izquierdo se extiende sobre la parte trasera del caballo y mientras el derecho sujeta la cuerda a la oreja. La longitud de tiro se maximiza, pero se debe tener cuidado para asegurarse de que el hombro izquierdo no quede demasiado dentro del arco. Si lo hace, la cuerda puede golpear el hombro izquierdo, robando el tiro de su poder.

El jinete comienza con la flecha sostenida bajo tensión en el arco con la mano izquierda. Cabalga inusualmente con las riendas en la mano derecha. El jinete se acerca al objetivo a aproximadamente 40 km / h y pone al caballo en un giro a la derecha. Cuando el caballo está equilibrado, suelta las riendas, se relaja, suelta la flecha, encuentra las riendas y gira a la derecha para volver al punto de partida. Los jinetes que recrean el tiro con arco de caballos mongoles con anillos para el pulgar, estribos, disparan al lado derecho del arco, usando un lanzamiento del este, y pueden disparar y `` recargar '' en movimiento. Llevan flechas de repuesto en su mano izquierda apoyadas contra el estado del arco. Después del lanzamiento, pueden usar su mano derecha para tirar hacia abajo una nueva flecha en la cuerda, al lado derecho del pentagrama.

La forma en que se empluman las flechas orientales significa que no hay una forma correcta o incorrecta de colocar la flecha en la cuerda. Los jinetes pueden pararse en sus estribos para minimizar la subida y bajada mientras el caballo viaja por el suelo. Los jinetes romanos al medio galope sin estribos, disparando al estilo occidental, utilizando plumas occidentales, tardan más en colocar una nueva flecha en la cuerda.

Parece haber un místico en torno al tiro con arco a caballo, pero creo que es una cuestión de práctica más que de habilidad. Si bien trabajar en la escuela de arena nunca puede reproducir las condiciones en una arena con césped con una multitud ruidosa y un jinete nervioso, es invaluable. Practica, practica y practica un poco más.


Jinetes
Los jinetes tienen que encontrar la forma de llevar su spatha, escudo, arco, flechas, lanza y, a veces, jabalinas, ya sea colgando de la silla o ellos mismos. Los jinetes de Comitatus llevan el spatha de un cinturón, asegurado por una vaina deslizante. A menudo, el estuche del lazo se ata al mismo cinturón o se adjunta a otro cinturón. El estuche del arco está asegurado con dos ataduras, en caso de que una se rompa. Al llevar el arco en el estuche del arco, es probable que rebote golpeando la pierna. Llevar el spatha sobre el estuche ayuda a asegurarlo. El estuche se puede sacar de detrás del spatha y girar para que el arco apunte hacia adelante para facilitar su extracción. Al reemplazar el arco, la caja se tuerce de modo que los listones superiores apunten hacia la parte trasera y la caja se asegure una vez más detrás del spatha. El Strategikon de finales del siglo VI establece que los jinetes deben poder colgar la lanza del hombro mientras tiran el arco y colocan una flecha en la cuerda. Luego deben poder reemplazar el arco y preparar la lanza. En pocas palabras, los jinetes deben aprender a parecerse a los soldados romanos, cómodos con su equipo y armamento.

Montar con un escudo grande y pesado es difícil. Los tallados, como el Arco de Galerio, sugieren que el escudo podría llevarse en el brazo izquierdo mediante una serie de correas. Muchos intérpretes modernos han seguido este método, yendo más allá acolchando la cara interior del escudo, para que descanse más cómodamente sobre la pierna izquierda. Sin embargo, no hay hallazgos arqueológicos que respalden este método. La práctica muestra que se puede llevar un escudo ovalado grande usando el asa horizontal con el saliente protegiendo la mano izquierda. El caballo se puede girar hacia la izquierda usando las riendas de la mano izquierda, mientras que el escudo se puede presionar en el cuello del caballo para ayudarlo a girar a la derecha. El escudo puede apoyarse en el pie izquierdo del jinete cuando no se esté usando activamente. Sin embargo, Maurice describe al jinete ideal como portador del kontos, la lanza de 4 m de largo y el arco. Estas armas requieren el uso de ambas manos. Maurice creía que no se podía tensar un arco de forma eficaz mientras se llevaba un escudo. Sin embargo, Comitatus usa un pequeño escudo, de 450 mm de diámetro, sujeto al antebrazo izquierdo. El pequeño escudo permite sostener los kontos con ambas manos y permite el uso del arco incluso cuando se usa un lanzamiento occidental. El saliente del escudo se retiene para permitir que el escudo se lleve de una manera más convencional. Procopio menciona el uso de pequeños escudos atados a la parte superior del brazo izquierdo. Agathias menciona a la caballería que sirvió bajo Narses en Casilinum usando escudos, lanzas, arcos y flechas.

Los jinetes modernos, naturalmente, quieren montar con la menor cantidad posible, por su bien y por su caballo. Pronto comenzarán a desechar el equipo si se les da la oportunidad. La armadura es incómoda, los cascos están calientes y los escudos son difíciles de transportar. Los pasajeros deben comprender lo que estamos tratando de lograr y estar preparados para comprar, fabricar y recolectar equipos. La mayor parte de lo que usamos pertenece al individuo, pero algunos de los sillines y cascos pertenecen al grupo. Debido a que nuestros jinetes también trabajan duro en exhibiciones de infantería, encontrarán los fines de semana particularmente exigentes.

Tenemos el deber para con el público y con nosotros mismos de usar armas con el equilibrio, peso y peso correctos, con medios utilizando armas afiladas. Las armas de recreación contundente tienen el peso incorrecto, y aquellos que las usan las usan incorrectamente, a menudo parando con el borde de su `` espada ''. Llevar armas afiladas es potencialmente más peligroso, pero hay una disciplina en el uso de armas y es bueno aprender a hacerlo. Usamos nuestras armas afiladas contra una variedad de objetivos, generalmente de madera para misiles y melones para armas de combate manual. Usamos armas de entrenamiento y con capuchón contra otros miembros. No hacemos simulacros de batallas ni pretendemos caer muertos, sino que realizamos varios ejercicios de entrenamiento. Una diferencia que creo que el público aprecia.

Montar también significa caerse ocasionalmente. En un caballo romano no tienes que caer muy lejos y, afortunadamente, nunca hemos sufrido lesiones graves. Pero hemos tenido algunos huesos rotos a lo largo de los años, pero las costillas rotas a menudo se mantienen de forma segura con acolchado y armadura. Si se desprenden, se anima a los ciclistas a que caminen hacia el costado de la arena, antes de colapsar en un montón.

Es más fácil decirlo que hacerlo, ya que generalmente estás desorientado, en estado de shock, avergonzado o enojado. Pero ayuda si tiene una instrucción simple que seguir, si tan sólo puede recordarla. De esa manera no molestamos al público con una disposición nerviosa. Mi mayor miedo es que un caballo se tropiece a gran velocidad mientras hacemos tiro con arco. Sin riendas o estribos y nuestra concentración en el arco, tendríamos pocas posibilidades si algo saliera mal.

Algunas personas se molestan mucho porque Comitatus permite que las mujeres representen a los soldados romanos y, por supuesto, es cierto que las mujeres no lucharon en el ejército romano. Y tampoco los guerreros de fin de semana, envejecidos, con sobrepeso, blandos.

Así que todo lo que pedimos es que todos nuestros miembros se vean convincentes como soldados de caballería romanos y se sientan cómodos usando sus armas y equipo. Las piernas femeninas se pueden ocultar con pantalones y vendas para las piernas, y el acolchado es una característica constante cuando se usa armadura. Las capas pueden suavizar los contornos del cuerpo y se pueden cubrir los peinados modernos. Pero el ejército romano tardío mostraría algunos estilos de cabello largo y fino, y tal vez deberíamos hacer lo mismo.


Los espectáculos
Si bien la mayor parte de nuestra conducción se realiza en una escuela de arena, lo que puede ser muy divertido, también realizamos presentaciones profesionales para el público. El espectáculo debe durar alrededor de 30 minutos, construyéndose lentamente hasta un gran final. El público necesita asociarse y sentir empatía con los caballos y jinetes individuales. El programa no debe tener un guión completo y el comentarista debe adaptarse a la reacción de la multitud, o la falta de ella. Si cabalgo y comento al público me gusta escuchar mis propias instrucciones al caballo, y eso hace que el espectáculo sea muy inmediato e incluso íntimo, pero no debo jurar por el micrófono.

Los espectáculos se componen de elementos muy diferenciados que tienen como objetivo educar y entretener. Estos elementos pueden cambiar de un programa a otro. Cada estadio tiene su propia dinámica que debemos tener en cuenta y planificar el diseño es muy importante.

Los pasajeros deben viajar dentro de sí mismos para asegurarse de que los espectáculos sean seguros. Ciertamente, en 2010 muchos programas han estado a la vanguardia de lo que se puede lograr con seguridad. Ha sido muy emocionante para los jinetes, caballos y multitudes. Generalmente, a finales de julio, nuestras exhibiciones se están volviendo muy buenas. Para el agosto BH realmente podemos dañarnos unos a otros usando una variedad de armas.

Comitatus organiza espectáculos que muestran diversas artesanías, espectáculos de infantería, espectáculos de caballería y espectáculos mixtos. Pero siempre nuestra caballería e infantería trabajan como una sola. Nuestra caballería desmonta y se muestra como infantería, y nuestra infantería actúa como objetivo de nuestra caballería. La infantería trabaja continuamente para recoger armas y mantener la arena segura. Creo firmemente que para exhibiciones de caballería exitosas no solo necesitas caballos, sino jinetes desinteresados, infantería trabajadora y un campamento con tiendas de campaña que exhiba una gama completa de equipo. Aprovechamos para mostrar diferentes interpretaciones de cuatro sillas de montar con cuernos así como sillas de estepa.

La mayor parte de nuestro equipo se fabrica dentro del grupo. Los costos se mantienen al mínimo y los nuevos miembros encuentran fácil adquirir equipos de buena calidad. Es muy importante que los conjuntos de cinturones que usan nuestros ciclistas reflejen su estado y coincidan con el resto de su equipo. La mayoría de nuestros cascos están dorados. Las hebillas están cubiertas de oro o plata y, por lo general, están muy de moda en Gran Bretaña a finales del siglo IV. Es difícil y costoso lograr una apariencia de alto estatus y, de alguna manera, va en contra de lo que normalmente intentamos lograr. Es más fácil aparecer como un soldado relativamente común y hacerlo bien, que intentar recrear un soldado de alto estatus. Así que me complace que algunos de nosotros nos ciñamos a los refuerzos de la hélice, los accesorios de aleación de cobre y las túnicas básicas de lana.

Los taifali probablemente fueron reclutados de una antigua tribu bárbara del este, que había sido reasentada en el valle del Po. Ciertamente, a algunos les gustaría vernos como la encarnación de la cultura esteparia en Gran Bretaña, con todas las connotaciones artúricas asociadas. Si bien descarto tales fantasías, es imposible amar el tiro con arco a caballo y no estar interesado en la cultura de la estepa. Por las noches es divertido llevar abrigos de montar, broches de plata, botas altas de montar, etc. Pero este era un regimiento romano equipado por romanos y las influencias orientales deben mantenerse bajas durante las horas públicas.

El casco romano de Concesti, encontrado en una tumba húnica de principios del siglo V, con abrigo y botas de montar huno.

Los pasajeros tienen su propia fecha límite personal, incluso una historia de fondo para contarle al público. Generalmente provienen de finales del siglo IV, pero con mi casco Deurne, depositado alrededor del 319 d.C. y fabricado antes, mi preferencia es por principios del siglo IV. El equipo romano podría tener una vida útil relativamente larga, por lo que tanto mi caballo como su jinete a veces usan equipo deportivo de caballería. Pero de vez en cuando Comitatus hace espectáculos que nos permiten utilizar diferentes equipos.


Caballería romana a través de las edades
El público tiende a tener una visión muy hollywoodense de los soldados romanos. Si bien las películas populares pueden generar interés en los romanos, generalmente presentan una visión muy subjetiva, desprovista de autenticidad y utilizando al ejército romano como medio para transmitir todo tipo de mensajes. En mi vida he visto a los soldados romanos presentados como los disciplinados hombres de hierro de un estado neofascista que refleja la Alemania de Hitler o la Italia de Mussolini. Luego, como imperialistas occidentales, se imponen a las tribus amantes de la libertad. Ahora parece que los soldados romanos son forraje para los bebés con pintura facial. No siempre es una opinión popular, pero creo que tenemos el deber de educar además de entretener, por lo que a veces es útil mostrar el desarrollo del jinete romano a través del tiempo. Esto nos permite explicar de forma limitada sus cambiantes condiciones de servicio y hacer estallar algunos mitos muy arraigados.

Todavía parece sorprender a algunos que deberían saber mejor que el ejército romano se desarrolló con el tiempo. Esas hojas simples, endurecidas, se convierten en hermosas hojas soldadas con patrones, y que los cascos de hierro son reemplazados por un número cada vez mayor de cascos cubiertos de plata y oro. Esos primeros soldados mal disciplinados, propensos a amotinarse con dudosas rutas de ascenso, se convierten en un ejército profesional más moderno, cubierto de oro plateado y ropas asombrosas. Y que no hay una `` barbarización '' del ejército romano, y de hecho, el ejército siempre había adoptado equipo extranjero y reclutado no romanos. Sería interesante explorar todas estas declaraciones, pero no tengo espacio aquí.

Por lo tanto, a veces es útil desplegar soldados de caballería romanos y explicar su desarrollo a lo largo del tiempo. Tengo la suerte de que me visto elegante y tengo acceso a una sala de equipo bien equipada. Podríamos sacar a la caballería romana desde la República hasta la caída de Bizancio, pero en general es mejor concentrarse en solo unos pocos períodos importantes de la historia romana británica. Al público le resulta fácil comprender el concepto del período romano temprano, medio y tardío. El público puede ver por sí mismo cómo un hombre armado con lanza y jabalina puede convertirse en un soldado multifuncional usando kontos y arco. Casi como Vegecio, pueden ver cómo el jinete se convierte en el perfecto soldado a caballo. Por supuesto, esto significa que algunos de nosotros participaremos en varios cambios de kit y equipamiento durante el fin de semana y alguien tendrá que llevarlo por todas partes.

A algunos miembros del público, incluso a las organizaciones patrimoniales, les gusta percibir la Gran Bretaña post romana como llena de caballeros artúricos cargando con armaduras de placas. O incluso un Arturo equipado como un romano tardío armado con un arco recurvo, un kontos y otros equipos de estepa. El romántico poder de atracción de multitudes de tal vista inunda la probable realidad de que el equipo de la estepa siempre habría sido raro en Gran Bretaña, y que el equipo dorado, como los cascos, se dividiría por su valor en lingotes.

Utilizando pruebas arqueológicas y escritas nos quedamos con un jinete armado con jabalina, generalmente con armadura, sobre una plataforma o montura esteparia, sin casco, luchando en una cultura heroica. ¿Seguramente una verdad mucho mejor que cualquier cuento de ficción?


Gimnasio Hippika, Ars Tactica de Arrian
Cualquier espectáculo que muestre las habilidades del jinete romano probablemente se basará en gran medida en el Ars Tactica, encargado por Adriano y escrito cuando Arriano era gobernador de Capadocia 131-137 d. C. Arrian describe varias armas y formaciones, los deportes de caballería y sus diversos ejercicios. Se trata de actuaciones gestionadas con mucho cuidado en una arena preparada, en la que participan dos equipos con sus estándares, que utilizan ropa y armaduras especiales. El significante que llevaba el estandarte dictaba el ritmo, el tiempo y la dirección de cada parte del espectáculo.

Los equipos cargarían desde la clandestinidad, o al menos a la arena, liderados por estandartes con cabezas de dragón o serpiente. Ammianus Marcellinus escribe que el draco es púrpura y menciona que hacen un silbido en el viento. Las reconstrucciones se basan en el único ejemplar completamente conservado que se encuentra en la fortaleza de Niederbieber en Limes, del siglo III. Hecho de aleación de cobre, parece una especie de lagartija escamosa que mide 30x12x12 cm. Compuesto por dos láminas gofradas, la superior dorada superpuesta a la inferior estañada, unidas por 5 remaches a cada lado. En la base del cuello, las láminas forman un reborde circular, remachado entre sí por 2 remaches más. Se adjunta una cresta a la parte superior de la cabeza. Es posible que se haya colocado algún tipo de silbato dentro de la mandíbula inferior a través de dos orificios de 20 mm para producir un silbido. Pero principalmente es un indicador de la dirección del viento, útil para el tiro con arco.

Se describen varios movimientos y cargas, pero son difíciles de interpretar. El epistrophai involucró a dos filas enfrentadas y cargando juntas frente al tribunal, sin armas y sin colisión. Esto habría requerido una coordinación y un tiempo perfectos.

Durante el testudo se formó una línea de caballos en ángulo hacia atrás desde el tribunal para permitir que el escudo de un jinete cubriera la cabeza del siguiente, para hacer una pared blindada. Fuera del testudo, los jinetes individuales cabalgaban para realizar los petrinos, probablemente gritando mientras lanzaban jabalinas en todos los ángulos y defendiéndose del ataque mientras realizaban una complicada serie de cargas direccionales. Ann Hyland ofrece una interpretación del movimiento. El galope cantábrico probablemente involucró a ambos equipos dando vueltas en direcciones opuestas lanzando sus armas hacia la izquierda en un punto determinado en el mismo momento. En lugar de jabalinas más ligeras, se utilizó una lanza tallada de mucho mayor peso. Una vez más, el tiempo lo era todo, y ser miembro de un equipo de cualquier unidad de caballería habría marcado al jinete y su caballo como excepcionales.

Actualmente no podemos reconstruir estos ejercicios, ya que no tenemos los números ni la arena. Sinceramente, creo que las habilidades y los tiempos vendrán con el tiempo. Sin embargo, el mayor problema sería arrojar armas a otros ciclistas. No podemos correr el riesgo de golpear a los caballos o causarles algún tipo de angustia. La opinión británica no lo permitiría en una actuación pública. Sin embargo, es interesante notar que el público está feliz de ver las justas. En comparación con una lanza a toda velocidad que golpea a un caballo que se acerca a unos 100 km / h durante una justa, el impacto de una jabalina sería relativamente ligero.

Sin embargo, al público le gusta ver el uso de armas afiladas contra blancos de madera y armas de entrenamiento desafiladas contra soldados de infantería. Las armas se pueden lanzar hacia la izquierda y la derecha, hacia adelante y hacia atrás. El círculo cántabro se puede emplear contra un testudo de infantería. Y la caballería puede cargar contra otros jinetes estacionados, golpeándolos con fuerza en un escudo antes de alejarse a toda velocidad en una maniobra típica de `` pase ''. Se debe tener cuidado de no embestir al caballo objetivo, y todo el ejercicio requiere práctica. El público puede comenzar a comprender cómo se puede desensibilizar a los caballos a los escudos, el ruido y el combate cuerpo a cuerpo. Se pueden demostrar varias armas diferentes, incluidas las espadas, hachas y mazas. Se pueden utilizar equipos deportivos de la época imperial temprana y media, y los cascos faciales y las decoraciones de los caballos nunca dejan de impresionar al público. Los cascos faciales también ayudan a ocultar los rasgos femeninos. La naturaleza competitiva de nuestras pantallas también puede ayudar a involucrar al público.


CONCLUSIÓN
Es difícil armar una impresión convincente de infantería romana. Pero es mucho más difícil armar una impresión de caballería que, por su propia naturaleza, tiene que ser adecuada para su propósito. Se necesita trabajo para hacer una silla y un trabajo de tachuela en un caballo. Todo el equipo usado por el jinete y el caballo rebotará a gran velocidad, y su vida depende de ello. Hemos sacado siete jinetes bien equipados en más de una ocasión esta temporada. La primera vez que sacamos a siete jinetes nos tomó 52 minutos virar los caballos y prepararnos para la arena. Pero pronto volvimos a 30 minutos más normales para que todos nos subiéramos a la silla. Tenemos más jinetes y tenemos los sillines. Pero estamos limitados por la cantidad de caballos de estilo romano que tenemos disponibles. Y no muchos clientes pueden permitirse espectáculos de caballería, aunque el costo es de alrededor de una cuarta parte de un espectáculo de justas. El momento del impacto, utilizando todo el peso del caballo.

La equitación me ha enseñado mucho y no solo sobre romanos. Ahora disfruto de toda la equitación histórica, especialmente del período griego y helenístico, pero esa es otra historia. Tanto las sociedades como los individuos deben desarrollarse, y hacer de la caballería romana una realidad ha ayudado a que Comitatus crezca al igual que a mí. Caballería griega de alrededor del 350 a. C. basada en los escritos de Jenofonte.

Me gusta positivamente animar a otros a que prueben la experiencia, y para algunos realmente hace realidad un sueño. A los jinetes les interesa la silla de montar, el rumbo y el estilo de montar, aunque siempre me sorprenden los que no pueden arreglárselas sin estribos. Siento que los nuevos ciclistas se benefician de la falta de estribos. Centran su peso y equilibrio y se concentran en el caballo. En el momento en que ponen peso en los estribos, se vuelven menos centrados, pierden el enfoque y el equilibrio, y le dan al caballo muchos mensajes contradictorios diferentes a la vez. Los soldados de infantería montados en un caballo pueden hacerse una idea de lo físico que puede ser la conducción. Más de un legionario ha asumido que el caballo hace todo el trabajo y nosotros simplemente nos sentamos allí. Pero después de una hora apacible en la silla de montar, se quejan de dolor durante días. Montar a caballo puede ser un trabajo muy duro y montar en un espectáculo emocionante y apretado puede ser agotador. Tres shows al día durante tres días puede ser positivamente doloroso para algunos.

Estamos poniendo a disposición de todo el mundo sillas de montar con cuatro cuernos con estructura de madera a un precio aproximado de 500 € cada una, incluidas las correas de pecho y de rotura. Mucho más barato que los costosos sillines alemanes de 800, y más baratos que las reproducciones de cascos Deurne de 3000 euros. Es de esperar que los terribles ejemplos que usan algunas personas pronto sean cosa del pasado, y más personas puedan disfrutar montando como romanos.

NOTAS AL PIE
1 - Connolly (1987) 7-28 y Bishop (1988) 105-108
2 - Junkelmann (1992) 34-74
3 - Obispo (1988) 104
4 - Winterbottom (2006) 7-11
5 - Winterbottom S. (2006) 7
6 - Congdon J.A. (1864) 101-103
7 - Bishop y Coulston (2006) 120-123
8 - MacGregor (1985) 107
9 - Junkelmann (1992) 31
10 - Véanse las ilustraciones en Bull (2007) 15 y 28. Sin embargo, la ilustración que reconstruye al jinete muestra una brida con un poco.
11 - Evans (2004) 23-26
12 - Schnitzler 1997 86
13 - Evans (2004) 23
14 - Vegecio, Epit. I.18
15 - El mundo angloparlante mide la altura de los caballos en las manos, medida en el punto más alto de la cruz de un animal donde el cuello se encuentra con la espalda, elegido como un punto estable de la anatomía, a diferencia de la cabeza o el cuello, que se mueven hacia arriba y abajo. Una mano mide 4 pulgadas (10 cm). Las alturas intermedias se definen por manos y pulgadas, redondeando a la medida más baja en manos, seguido de un punto decimal y el número de pulgadas adicionales entre 1 y 3. Por lo tanto, un caballo descrito como 14 manos mide 140 cm.
16 - Hyland (1990) 11-29
17 - Dixon y Southern (1992) 163-173
18 - Johnstone (2004)
19 - Junkelmann (1990) 44-48
20 - Maurice, Strat. 1.1
21 - Bishop y Coulston (2006) 130
22 - Maurice, Strat. 1.1
23 - Maurice, Strat. 2.8
24 - Coulston (1985) 281 afirma que esto es imposible.
25 - Procopio 1.1.12
26 - Agatías, 2.8.8
27 - Ammianus Marcellinus 15.5.16
28 - Hyland A. (1993) 118-128.


BIBLIOGRAFÍA
A menudo me contactan con respecto a las listas de lectura.
No todos estos se mencionan en el artículo anterior, pero se han utilizado a lo largo de los años.


Agathias, The Histories traducido por Frendo J. (Berlín 1975).

Ammianus Marcellinus The Later Roman Empire traducido por Rolfe J. C. (Harvard 1952).

Anónimo El tratado bizantino anónimo sobre estrategia, en tres tratados militares bizantinos traducidos por Dennis G.T. (Washington 1985).

Obispo M.C. (1988) `` Equipo de caballería del ejército romano en el siglo I d.C. '' en Coulston J.C., Military Equipment and the Identidity of Roman Soldiers. Actas de la Cuarta Conferencia de Equipamiento Militar Romano, BAR International Series 394, Oxford, 67-195.

Obispo M.C. y Coulston J.C.N. (1993) Equipo militar romano (segunda edición) (Oxford 2006).

Bull S.B. (2007) Triumphant Rider, The Lancaster Roman Cavalry Tombstone (Lancaster 2007).

Congdon J.A. (1864) Compendio de caballería (Filadelfia J.B. Lippincott & Co. 1864).

Connolly P. (1987) `` The Roman Saddle '' en Dawson M. Equipo militar romano: los pertrechos de la guerra. Actas del Tercer Seminario de Equipamiento Militar Romano, BAR International Studies 336, Oxford 7-28.

Coulston J.C. (1985) `` Equipo de tiro con arco romano '' en Bishop M.C. La producción y distribución de equipamiento militar romano. Actas del segundo seminario sobre equipamiento militar romano, BAR International Series 275, Oxford, 220-366.

Croom, A. (2001) A Ring Mail Shirt from South Shields Roman Fort Arbeia Journal Vol 6/7, 55-60.

Dixon K.R. y Southern P. (1992) The Roman Cavalry (Londres y Nueva York 1992).

Evans C.E. (2004) `` The Saddle in Anglos-Saxon England and its European Background '', en In the Saddle, An Exploration of the Saddle through History, ed. L. Gilmour (Londres 2004) 21-30.

Feugere M. (1993) Armas de los romanos (Stroud 2002).

Goethert K.P. (1996) 'Neue romische Prunkschilde' en Marcus Junkelmann Reiter wie Statuen aus Erz (Mainz 1996) 115-126.

Hyland A. (1993) Entrenando a la Caballería Romana del Ars Tactica de Arrian. (Stroud 1993).

Hyland A. (1990) Equus, El caballo en el mundo romano (New Haven y Londres 1990).

James S. (2004) Excavaciones en Dura-Europos 1928-1937 Informe final VII Las armas y armaduras y otros equipos militares (Londres 2004).

Allason-Jones L. y Miket R. (1984) `` El catálogo de pequeños hallazgos de South Shields Roman Fort '', en The Society of Antiquaries of Newcastle Upon Tyne Monograph Series No. 2, ed. J. Philipson (Gloucester 1984).

Johnstone C.L.2004 `` Un estudio biométrico de los équidos en el mundo romano '' (tesis doctoral, Uni. De York 2004).

Johnson, S. (1980) `` Un casco romano tardío del castillo de Burgh '' Britannia 11, (1980) 303-12.

Jorgensen L., Storgaard B. y Andersen J.S. (2003) eds. `` El botín de la victoria '' (Copenhague 2003)

Junkelmann M. (1990, 1991, 1992) Die Reiter Roms Volumes I, II y III. (Maguncia 1990, 1991, 1992).

Junkelmann M. (1996) Reiter wie Statuen aus Erz (Mainz 1996)

MacGregor A. (1985) Bone Antler Ivory and Horn (Beckenham 1985).

Maurice Strategikon traducido por Dennis G.T. (Filadelfia 1984).

Procopio Historia de las guerras traducida por H.B. Rocío (Londres 1914-28)

Robinson H. R. (1975) La armadura de la Roma imperial (Londres 1975).

Schnitzler B. (1997) A L Aube du Moyen Age, L Alsace Merovingienne en Les Collections du Musee Archaeologique, Vol 5, Strasburg 86-87.

Sim D. y Ridge I. (2002) Iron for the Eagles (Stroud 2002).

Stephenson I.P. y Dixon K.R. (2003) Equipo de caballería romana (Stroud 2003).

Vegecio: epítome de la ciencia militar. tradujo Milner N.P. (Liverpool 1993).

Winterbottom S. (2006) `` En los márgenes del imperio: hallazgos recientes de cuero de silla de montar de Carlisle '' Newsletter 24 del Archaeological Leather Group (Londres 2006) 7-11.


Dacian Draco adoptado por el ejército romano después del 106 dC [editar | editar fuente]

El llamado Danubian Riders-God o Dacian Riders-God (objeto quizás del siglo II d.C., Museo de Antigüedades de Bucarest) lleva un draco. ⎴]

La primera representación escultórica de un draco llevado por un soldado romano data de la época del emperador Marco Aurelio (r. 161 a 180 d. C.). & # 9141 & # 93

Los eruditos creen que el draco fue adoptado por el ejército romano tras la conquista de los dacios. & # 915 & # 93 & # 9142 & # 93 & # 9143 & # 93 Algunos eruditos como Osborne (1985) Ashmore (1961) consideran que la serpiente (draco) fue adoptada por los romanos de los dacios. & # 9144 & # 93 & # 9145 & # 93 Se convirtió en el estandarte de la cohorte de la misma manera que el aquila o águila imperial era el estandarte de la legión romana. & # 9142 & # 93 El estandarte adoptado en la caballería romana lo llevaba un draconario. Más tarde, el draco se convirtió en un alférez imperial. & # 9144 & # 93

los draco era específico no solo de la Dacia ocupada por los romanos, sino también de las regiones sármatas y partas. Como resultado, algunos orígenes alternativos para el ejército romano draco ha sido propuesto. & # 9141 & # 93 Según Franz Altheim, & # 9146 & # 93 la aparición de tales insignias en el ejército romano coincidió con el reclutamiento de tropas nómadas del centro y sur de Asia, y fue desde esta región que la imagen pasó a China, Irán y posteriormente a Occidente. Los dacios y los alemanes lo habrían heredado del pueblo sármata. & # 9141 & # 93

Comparado con los de los dacios y romanos, el draco sármata era más oriental en apariencia con orejas prominentes, dientes de perro e incluso aletas. & # 9147 & # 93 Por lo general, no tenía escamas o la cresta distintiva de la cabeza dorada en forma de dragón de un estandarte romano tardío encontrado en Niederbieber, Alemania. & # 9147 & # 93 Su cabeza puede haber sido representada por el legendario senmurv iraní & # 8212 mitad lobo, mitad pájaro. & # 9147 & # 93

Las cabezas de los dracoestándares dacios representados en la columna de Trajano también son caninos. Pero son de un tipo completamente diferente, con hocicos cortos y de nariz redonda, ojos saltones, orejas erguidas, mandíbulas circulares abiertas y aletas sin branquias. & # 9148 & # 93

Independientemente de su origen, Mihăilescu-Bîrliba (2009) sugiere que a finales del siglo I d.C., los romanos asociaron la draco con los dacios. & # 9149 & # 93 Draco era un icono que simbolizaba a los dacios (lo mismo era la hoz de Dacia). & # 9150 & # 93


Viernes, 5 de febrero de 2010

Bulldog Inglés Phelgm

"Dolce & Gabbana" Ashley Greene

Mira este video detrás de escena Ashley Greene para Marie Claire!

La actriz de 22 años, vistiendo Dolce & Gabbana para el rodaje, habló sobre la magnitud del estilo inspirado, el estilo de Alice Cullen y el favorito de la evolución.

"Definiría mi estilo como muy clásico", dijo Ashley. . "Líneas limpias y luego siempre le agrego un cuello cónico o algún tipo de declaración audaz".

Para más que Ashley, echa un vistazo MarieClaire.com!

¿Cómo se ve una erupción por pitiriasis rosada?

¡Justin Long y otras celebridades para apoyar a Haití !: nuevas imágenes

Aquí hay imágenes divertidas de Ashley Greene y Justin Long en jeans para adolescentes.
las fotos son para DoSomething.org y Aeropostale.
La campaña, que comenzó el 19 de enero y finaliza el 14 de febrero, está en camino de recibir una cantidad récord de jeans donados para jóvenes sin hogar y afectados por el desastre en Haití. Celebridades como Taylor Swift, AnnaLynne McCord y Ellen DeGeneres han mostrado su apoyo, ¡y ahora usted también puede hacerlo!

para ver cómo usted también puede ayudar, visite:


Y ahora el divertido video de "detrás de escena"

Buenas citas de tatuajes religiosos

¡Recuérdame!:

Traemos algunas fotos nuevas de algunas escenas de la nueva película Remeber I de

Robert Pattinson.

Seguro de responsabilidad civil para empresas de manitas

¡Selena Gomez dice que ama a Tyalor Lautner y que Swift es tu mejor amiga!:

La actriz y ahora cantante Selena Gomez en una reciente entrevista radial ha declarado públicamente su amor por Taylor Lautner y Taylor Swift, dos famosas como ella.

Selena No hace mucho que se vinculó con Taylor Lautner, los rumores nunca fueron confirmados. Selena acompañó actualmente al Jonas más joven en su gira promocional en solitario por ciudades de Estados Unidos alimentando rumores de una supuesta relación.

Pero ahora, durante una entrevista de radio, la actriz Wizards of Weverly Place Parece que ni siquiera él se olvida de Taylor Lautner. Por tanto, no tiene más que alabanzas para él. "Es increíble, es tan asombroso. Amo a Lautner". Además de revelar sus sentimientos por el actor de "Crepúsculo", Selena también habló de su relación con Taylor Swift, quien está tratando de crear una hermosa amistad. Aunque ambos se han relacionado sentimentalmente con el mismo hombre. Sin embargo, esta pareja compartir no es un problema para ellos, sino que se ha acercado al contrario y se han hecho amigos cercanos.

por qué la cantante Selena la considera su mejor amiga. "Es muy dulce. Me siento muy afortunado de tenerla en mi vida", confesó.

En sus propias declaraciones, Taylor Swift ayudó a superar uno de los momentos más difíciles de su vida: "Una de mis historias favoritas fue Taylor Swift cuando estaba pasando por una ruptura difícil. Vino a mi casa a las 10.30 p.m. y llamó a mi puerta. La abrió y había dos bolsas grandes con todo tipo de golosinas, galletas, Snickers y refrescos. "Ella puso toda la comida en la mesa y su computadora portátil. Hicimos un video y me dijo que sabía cuáles eran las rupturas y que lo mejor" el remedio contra ellos era la comida chatarra ”, añadió.


No te ofendas y me gustan las cosas malas de la gente, ¡pero eso está mal con esta chica!


Dacian Draco de Porcelain Doll

El Dacio Draco [draˈko] era el estandarte y el estandarte de las tropas del antiguo pueblo dacio de Europa del Este, que se puede ver en las manos de los soldados de Decebalus en varias escenas representadas en la Columna de Trajano en Roma, Italia. Tiene la forma de un dragón con mandíbulas abiertas de lobo que contienen varias lenguas de metal. La cabeza del dragón hueco estaba montada en un poste con un tubo de tela fijado en la parte trasera. En uso, el draco se sostenía contra el viento, o por encima de la cabeza de un jinete, donde se llenaba de aire y daba la impresión de que estaba vivo mientras emitía un sonido estridente cuando el viento pasaba a través de sus tiras de material.

Nombre y etimología
Draco (latín) y Drakon (griego) significan "serpiente", "dragón". La raíz de estas palabras significa "vigilar" o "vigilar con ojo agudo". Aparentemente, es un derivado del griego drakōn "mirar".

Orígenes
Se desconoce el origen del estándar y aún es motivo de controversia entre los estudiosos. Todavía es difícil determinar un origen específico y cierto. Los orígenes dacios, tracios, escita, sármata o parto se han propuesto en la historiografía dedicada. Según Lucreţiu Mihăilescu-Bîrliba en el siglo II d.C., es decir, después de la conclusión de las guerras dacias, el símbolo draco fue asimilado en el mundo grecorromano con la etnia dacia. Según Jon N. C. Coulston, los romanos asociaron este estándar con los bárbaros danubianos de los siglos I y II. El historiador romano Arriano escribió que los romanos tomaron el draco de los escitas, muy probablemente un término para los sármatas contemporáneos.

Significado
Entre los dacios, el ejército sin duda veía al draco como un símbolo protector especial, mientras que también desempeñaba un papel importante en la vida religiosa de la gente.

El draco muestra un sincretismo religioso entre el lobo y el dragón, así como la serpiente. Se suponía que debía alentar a los Getae y asustar a sus enemigos.

Se representó un lobo en la cabeza del estandarte, animal simbólico del pueblo de los Cárpatos desde la fase B del Período Hallstatt (siglos X-VIII aC). El animal se muestra en una postura agresiva similar a la de ciertos monstruos hititas. La asociación religiosa del dragón con el lobo o el león se encuentra por primera vez alrededor del año 1120 aC, en una estela de Nabucodonosor I, donde se encuentra una representación exacta del símbolo del dragón dacio en el cuarto cuarto. [15] Esto indica que el draco dacio proviene del arte de Asia Menor, donde la simbología religioso-militar del dragón se extendía tanto hacia el este hasta los indoiranios como hacia el oeste hasta los traco-cimmeriano-getianos / dacios.
En la época de la fase D del período Hallstatt (siglos VIII-VI a. C.), el patrón decorativo de una cabeza de dragón o una serpiente se había vuelto bastante común en Dacia. En el período de La Tène (siglo III a. C. - siglo I d. C.), sirvió como estandarte para los dacios. La imagen del draco aparece en una pieza de cerámica del siglo IV a.C. descubierta en la comuna de Budureasca, condado de Prahova, Rumania.

El cuerpo del estandarte, que representa un balaur con forma de dragón o una gran serpiente, fue visto por los dacios como una manifestación del demonio celestial o "dragón celestial". Esto se relaciona con su dios supremo Zalmoxis, que era un dios del cielo (cf. también Tomaschek). En el período de Hallstatt "propiamente dicho", el patrón decorativo de una cabeza de dragón o una serpiente se volvió bastante común en Dacia. El símbolo del dragón también está representado en los brazaletes dacios de plata del período clásico. [24] Los brazaletes con forma de serpiente y otros adornos similares muestran no solo la propagación de la serpiente como motivo decorativo, sino también su importancia en la civilización material dacia.

Decebalus, rey de los dacios, con un draco - estatua de bronce, Deva, Rumania

Dacian Draco en la columna de Trajano

Los dacios que llevan el draco en la columna de Trajano

Dacian Draco en guerra
Los dacios marcharon hacia la batalla acompañados por el aullido de las trompetas con cabeza de jabalí y siguiendo su siniestro estandarte multicolor de cabeza de dragón. Como se pretendía, realizaron un espectáculo audiovisual aterrador.

El draco aparece por primera vez en la Columna de Trajano en Roma, un monumento que representa las guerras dacias de 101-102 d. C. y 105-106 d. C. El historiador alemán Conrad Cichorius señala que, aunque los dacios llevan el draco, se lo llamaba draco escita en la Tactica de Arrian, escrita alrededor del año 136 d.C. Según Ellis Minns, los estandartes del dragón del Arriano eran los de los dacios.

Representaciones del Draco Dacio

Draco corre a cargo de la caballería dacia que cruza el Danubio (Columna de Trajano)
La columna de Trajano en Roma Sobre la columna de Trajano (113 d.C.) Los soldados dacios están representados portando un draco en 20 escenas. Uno representa al draco llevado por la caballería dacia cruzando el Danubio nadando con sus caballos. [3] En otro, el draco está plantado en el centro de una ciudadela dacia y rodeado por los cráneos de varios prisioneros romanos. En la columna de Trajano, el draco es la imagen simbólica de la victoria, aunque está ausente en las imágenes de la columna que ilustran la segunda guerra de Trajano contra los dacios, cuando los romanos conquistaron Dacia.

Dacian Draco en la columna de Trajano

Monedas romanas de Dacia El draco aparece en las monedas del emperador romano Antonino Pío (r.138-161 d. C.), lo que indica que todavía era el emblema característico en el siglo II. En 250 d. C., en una moneda de Decio, la provincia romana de Dacia tiene un estandarte de dragón lobo o sabueso. El mismo tipo también se encuentra en las monedas antoniniani de Claudius Gothicus (r. 268-270) y Aureliano (r. 270-275).

Arco de Galerio en Salónica
El característico emblema del dragón de Dacia lo lleva un grupo de jinetes de Dacia representados en el Arco de Galerio y la Rotonda en Salónica, Grecia.

Un monumento funerario esculpido de Chester
Un draco (considerado en 1955 por RP Wright de tipo Dacio o Sarmatiano) está representado en una gran piedra encontrada en Deva Victrix (Chester, Reino Unido) en el Muro Norte (Oeste) en 1890. La bandera del dragón está representada horizontalmente, sostenida por el jinete pero su cabeza no es visible, porque la piedra está bastante deteriorada. La mayoría de los eruditos consideran que el jinete es un sármata, que usa un casco sármata y lleva un estandarte sármata. Según Mihăilescu-Bîrliba (2009) la representación del estandarte dacio es cierta y se pueden observar representaciones similares en los monumentos más importantes del triunfo romano sobre los dacios. Un diploma militar (fechado en 146 d. C.) encontrado en Chester menciona entre las unidades de los soldados liberados el nombre de cohors I Aelia Dacorum. Por tanto, el jinete representado en la lápida de Chester podría ser un jinete de Dacia, perteneciente a la cohors Aelia Dacorum (o más precisamente a una vexillatio de esa cohorte). P. A. Holder sugiere que la cohorte se creó en 102 o un poco antes, con los dacios asentados en el Imperio, y recibió el nombre de Aelia más tarde.

Jinete dacio o sármata con draco de Deva Victrix. En exhibición en Grosvenor Museum.

Dacian Draco adoptado por el ejército romano después del 106 d.C.
La primera representación escultórica de un draco llevado por un soldado romano data de la época del emperador Marco Aurelio (r. 161 a 180 d. C.).

Los eruditos creen que el draco fue adoptado por el ejército romano después de su conquista de los dacios. [5] [41] [42] Algunos eruditos como Osborne (1985) Ashmore (1961) consideran que la serpiente (draco) fue adoptada por los romanos de los dacios. [43] [44] Se convirtió en el estandarte de la cohorte de la misma manera que el aquila o águila imperial era el estandarte de la legión romana. El estandarte adoptado en la caballería romana lo llevaba un draconario. Más tarde, el draco se convirtió en alférez imperial. [43]

El draco era específico no solo de la Dacia ocupada por los romanos, sino también de las regiones sármatas y partas. Como resultado, se han propuesto algunos orígenes alternativos para el draco del ejército romano. Según Franz Altheim, la aparición de tales alférez en el ejército romano coincidió con el reclutamiento de tropas nómadas del centro y sur de Asia, y fue desde esta región que la imagen pasó a China, Irán y posteriormente a Occidente. Los dacios y los alemanes lo habrían heredado del pueblo sármata.

Comparado con los de los dacios y romanos, el draco sármata era más oriental en apariencia con orejas prominentes, dientes de perro e incluso aletas. Por lo general, no tenía escamas o la cresta distintiva de la cabeza dorada en forma de dragón de un estandarte romano tardío encontrado en Niederbieber, Alemania. Su cabeza puede haber estado representada por el legendario senmurv iraní, mitad lobo, mitad pájaro.

Las cabezas de los dracoestándares dacios representados en la columna de Trajano también son caninos. Pero son de un tipo completamente diferente, con hocicos cortos y de nariz redonda, ojos saltones, orejas erguidas, mandíbulas circulares abiertas y aletas sin branquias.

Independientemente de su origen, Mihăilescu-Bîrliba (2009) sugiere que a finales del siglo I d.C., los romanos asociaron al draco con los dacios. Draco era un icono que simbolizaba a los dacios (lo mismo era la hoz de Dacia).

El llamado Danubian Riders-God o Dacian Riders-God (objeto quizás del siglo II d.C., Museo de Antigüedades de Bucarest) lleva un draco

Tablillas votivas
Uno de los jinetes del Danubio, deidades nativas de Dacia, lleva un estandarte de draco en una placa del Danubio atribuida a las dos primeras décadas del siglo IV. Debido a la gran importancia de este símbolo en la vida religiosa y militar de los dacios, algunos escritores creen que el draco debe haber sido adoptado y reproducido directamente en las llamadas placas del Danubio que datan de los siglos III-IV. Según algunos investigadores como Dumitru Tudor, la presencia de esta insignia militar en las placas del Danubio se explica simplemente como una casualidad, el resultado de una combinación fortuita de temas de jinetes y dioses del cielo a través de la imaginación de escultores nativos.

Copias
La única copia que queda es una cabeza dorada con forma de dragón del estandarte romano tardío encontrado en Niederbieber, Alemania.

Legado
El draco se introdujo generalmente en el siglo IV como estándar romano. Cuando Constantino colocó el símbolo cristiano en las insignias militares en lugar del dragón, el nombre sobrevivió al cambio y el abanderado siguió siendo el draconario. A veces, el símbolo antiguo se encuentra unido al nuevo, colocando el dragón debajo de la cruz. Los jinetes de la dinastía carolingia continuaron levantando el draco previamente adoptado por el Imperio Romano sobre sus fuerzas en los siglos VIII, IX y X.

Draco dacio y armas de la columna de Trajano por Michel-François Dandré-Bardon

Un Draco de Dacia en un billete de 5000 lei rumano de 1993

Arte y Literatura
Michel-François Dandré-Bardon incluyó al Draco dacio en su Costume des anciens peuples, à l'usage des artistes [54] El artista rumano Adam Nicolae creó la escultura Steagul Dacic "La bandera dacia" que se puede ver en Orăștie, Rumania.

Según el etnógrafo sajón Teutsch, los rumanos de Transilvania pueden haber heredado algo del "culto a las serpientes" de los antiguos dacios, que se sabe que tenían un dragón (o serpiente) como "estandarte de la victoria". Menciona que algunos aldabas tienen forma de cabezas de serpiente (protectoras en este caso). Además, en las aldeas rumanas de la región de Brașov encuestadas por Teutsch, las bóvedas de algunas puertas llevan serpientes talladas en forma de guirnaldas con sus extremos representando la “rueda del sol” ”.

Mitología
Según el historiador Vasile Pârvan, la bandera de guerra dacia, que representa a un lobo con cuerpo de serpiente, representaba al balaur, una criatura sinónimo del zmeu del mito rumano. Algunos motivos desarrollados en la tradición popular que definen a la serpiente como protectora del hogar corresponden, en cierta medida, a la interpretación de un símbolo protector de “Dragón” dacio.


Representaciones del Draco Dacio

Columna de Trajano en Roma

En la Columna de Trajano (113 d.C.), los soldados dacios están representados llevando un draco en 20 escenas. Uno representa el draco a cargo de la caballería dacia que cruza el Danubio nadando con sus caballos. [3] En otro, el draco está plantado en el centro de una ciudadela dacia y rodeado por los cráneos de varios prisioneros romanos. [3] En la columna de Trajano, el draco es la imagen simbólica de la victoria, aunque está ausente en las imágenes de la columna que ilustran la segunda guerra de Trajano contra los dacios, cuando los romanos conquistaron Dacia. [3]

Monedas romanas de Dacia

los draco aparece en las monedas del emperador romano Antonino Pío (r. 138-161 d. C.), lo que indica que todavía era el emblema característico en el siglo II. [32] [33] En 250 d. C. en una moneda de Decio, la provincia romana de Dacia tiene un estandarte lobo o dragón sabueso. [34] El mismo tipo también aparece en las monedas antoniniani de Claudius Gothicus (r. 268-270) y Aureliano (r. 270-275). [35]

Arco de Galerio en Salónica

El característico emblema del dragón dacio lo lleva un grupo de jinetes dacios representados en el Arco de Galerio y la Rotonda en Salónica, Grecia. [36]

Un monumento funerario esculpido de Chester

Un draco (considerado en 1955 por RP Wright de tipo Dacio o Sarmatiano) está representado en una gran piedra encontrada en Deva Victrix (Chester, Reino Unido) en el Muro Norte (Oeste) en 1890. [12] La bandera del dragón está representada horizontalmente, sostenido por el jinete pero su cabeza no es visible, porque la piedra está bastante deteriorada. La mayoría de los eruditos consideran que el jinete es un sármata, lleva un casco sármata y lleva un estandarte sármata. [9] Según Mihăilescu-Bîrliba (2009) la representación del estandarte dacio es cierta y se pueden observar representaciones similares en los monumentos más importantes del triunfo romano sobre los dacios. [37] Un diploma militar (fechado en 146 d. C.) encontrado en Chester menciona entre las unidades de los soldados liberados el nombre de cohors I Aelia Dacorum. [38] Por tanto, el jinete representado en la lápida de Chester podría ser un jinete dacio, perteneciente a una vexillatio de cohors I Aelia Dacorum. [39] P. A. Holder sugiere que la cohorte se creó en 102 o un poco antes, con los dacios asentados en el Imperio, y recibió el nombre de Aelia más tarde. [38]


Oprindelsen til standarden er ukendt og stadig et spørgsmål om tvist blandt lærde. En specifik og sikker oprindelse er stadig vanskelig at bestemme. Dacio, tracio, escita, sármata eller parta oprindelse er blevet foreslået i dedikeret historiografi. Ifølge Lucreţiu Mihăilescu-Bîrliba i det 2. århundrede e.Kr., dvs. efter afslutningen af ​​de Daciske krige, blev draco-symbolet assimileret i den græsk-romerske verden med de daciske etnoer. Ifølge Jon NC Coulston forbandt romerne denne estándar med 1. og 2. århundredes danubiske barbarer. Den romerske historiador Arrian skrev, en romerne tog draco fra skyterne, sandsynligvis et udtryk para nutidige sarmater. Det er muligt, en slanget eller dragetemaet var resultatet af den tidlige kartografi af det karpatiske bjergkæde, der ligner en drage eller slange, der vender mod vest med halen Sortehavet.

Det skal dog bemærkes, en symbolet, som det romerske imperium vedtog som Draco, ikke er symbolet para Dacianerne med en ulves hoved, men det for sarmaterne med hovedet af en kransdrage, som vi kan se i opdagelsen af ​​deterske kavaleri Draco i Niederbieber rom ( D). Faktisk er den daciske draco og den sarmatiske draco forskellige: den daciske viser en ulv med åbne kæber med lige ører, mens sarmatierne er en drage med skarpe tænder uden ører, skaleret med en åben mund og en kam på hovedet.

Det oprindelige formål var sandsynligvis en dar vindretning til bueskydning.


Dacian Draco adoptado por el ejército romano después del 106 d.C.

La primera representación escultórica de un draco llevado por un soldado romano data de la época del emperador Marco Aurelio (r. 161 a 180 d. C.). [40]

Los eruditos creen que el draco fue adoptado por el ejército romano tras la conquista de los dacios. [5] [41] [42] Algunos eruditos como Osborne (1985) Ashmore (1961) consideran que la serpiente (draco) fue adoptada por los romanos de los dacios. [43] [44] Se convirtió en el estandarte de la cohorte de la misma manera que el aquila o águila imperial era el estandarte de la legión romana. [41] El estandarte adoptado en la caballería romana lo llevaba un draconario. Más tarde, el draco se convirtió en un alférez imperial. [43]

los draco era específico no solo de la Dacia ocupada por los romanos, sino también de las regiones sármatas y partas. Como resultado, algunos orígenes alternativos para el ejército romano draco ha sido propuesto. [40] Según Franz Altheim, [45] la aparición de tales insignias en el ejército romano coincidió con el reclutamiento de tropas nómadas del centro y sur de Asia, y fue de esta región que la imagen pasó a China, Irán y posteriormente a la Oeste. Los dacios y los alemanes lo habrían heredado del pueblo sármata. [40]

Comparado con los de los dacios y romanos, el draco sármata era más oriental en apariencia con orejas prominentes, dientes de perro e incluso aletas. [46] Por lo general, no tenía escamas o la cresta distintiva de la cabeza dorada en forma de dragón de un estandarte romano tardío encontrado en Niederbieber, Alemania. [46] Su cabeza puede haber sido representada por el legendario senmurv iraní, mitad lobo, mitad pájaro. [46]

Las cabezas de los dracoestándares dacios representados en la columna de Trajano también son caninos. Pero son de un tipo completamente diferente, con hocicos cortos y de nariz redonda, ojos saltones, orejas erguidas, mandíbulas circulares abiertas y aletas sin branquias. [47]

Independientemente de su origen, Mihăilescu-Bîrliba (2009) sugiere que a finales del siglo I d.C., los romanos asociaron la draco con los dacios. [48] ​​Draco era un icono que simbolizaba a los dacios (lo mismo era la hoz dacia). [49]


Ver el vídeo: harry or draco orrrrr drarryyyyy (Noviembre 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos