Nuevo

¿Quién era Mary Surratt?

¿Quién era Mary Surratt?



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

1. La madre de John Surratt Jr., quien admitió haber conspirado con John Wilkes Booth para secuestrar al presidente, pero nunca fue condenada por ayudar en su asesinato.
La intención original del asesino de Lincoln, John Wilkes Booth, había sido secuestrar al presidente, llevarlo a Richmond e intercambiarlo por prisioneros de guerra confederados. Un espía y mensajero confederado activo, John Surratt se convirtió en la mano derecha de Booth, reclutando co-conspiradores e invitándolos a reuniones en la pensión de su madre Mary Surratt. Después de que Booth le disparara a Lincoln en el Ford's Theatre el 14 de abril de 1865, John huyó primero a Canadá y luego a Europa, donde se hizo pasar por ciudadano canadiense y sirvió durante algún tiempo en los Papal Zouaves, un regimiento voluntario que defendió el Vaticano durante la unificación italiana. . Algunos historiadores creen que, si John se hubiera entregado a sí mismo en lugar de dejar el país, podría haberle salvado la vida a su madre. Los funcionarios estadounidenses finalmente lo alcanzaron en Egipto en 1866. A diferencia de Mary, John fue juzgado por asesinato ante un tribunal civil en lugar de un tribunal militar, y después de dos meses el jurado no llegó a un veredicto. Liberado bajo fianza, John vivió una vida larga y plena, convirtiéndose en maestro de escuela católica, trabajando para una empresa de barcos de vapor y engendrando siete hijos después de su matrimonio en 1872 con Mary Victorine Hunter. Murió en 1916 a la edad de 72 años.

2. La madre de Anna Surratt, que luchó frenéticamente para salvar a Mary de la horca.
Cuando Mary tenía veintidós años en el momento de la condena, Anna estaba desesperada y sola: su salud empeoraba, su padre había muerto hacía mucho tiempo, su casa estaba hipotecada para pagar al abogado de su madre, un hermano estaba huyendo, otro desaparecido en acción y los ojos de toda una nación estaban paralizados en su familia. Después del veredicto de culpabilidad, Anna, llorosa, se paró en el césped de la Casa Blanca y rogó sin éxito ver al presidente Andrew Johnson, con la esperanza de poder convencerlo de que se compadeciera de su madre. Incluso después de la muerte de Mary, la participación de la familia Surrat en el asesinato de Lincoln siguió atormentando a Anna, quien más tarde se convirtió en maestra de escuela y se casó con un químico llamado William Tonry. En 1869, por ejemplo, en lo que muchos historiadores han interpretado como un acto de venganza, una funcionaria despidió a su marido, un ex soldado de la Unión, de su puesto en la oficina del cirujano general. (En un giro irónico, su laboratorio estaba ubicado en el antiguo Teatro Ford, que se había convertido en oficinas gubernamentales). Anna murió en 1904 y fue enterrada en una tumba sin nombre junto a su madre.

3. Una joven viuda y propietaria de una pensión.
Después de la muerte de su esposo alcohólico (y, en opinión de algunos historiadores, abusivo) en 1862, Mary Surratt se encontró en una situación financiera desesperada. La viuda de 39 años alquiló la granja y taberna de Maryland de su familia y se mudó con sus hijos a una pequeña casa que había heredado en Washington, D.C. Mary convirtió el piso superior del edificio en una pensión y logró ganarse la vida de manera modesta. Si bien todavía se debate sobre el papel que desempeñaron Mary y su pensión en la desaparición de Lincoln, se acepta ampliamente que fue la anfitriona y posiblemente asistió a reuniones sobre la conspiración convocada allí por John Wilkes Booth y John Surratt. (La propia Mary negó haber estado involucrada durante el juicio). Para el presidente Andrew Johnson, la condición de propietaria de la sospechosa era suficientemente incriminatoria. Después de negarse a conmutar su sentencia debido a su género y edad (en ese momento, 42 se consideraba avanzado), según los informes, y de manera famosa, dijo: "Ella se quedó con el nido que eclosionó el huevo". La pensión de Mary, que todavía se encuentra en 605 H Street y ha conservado gran parte de su carácter original, alberga actualmente un restaurante chino y japonés.

4. Un simpatizante sureño cuya familia dependía del trabajo esclavo y proporcionaba un refugio seguro a los espías confederados
Maryland, el lugar de varias batallas importantes de la Guerra Civil, fue una tierra de contradicciones durante ese momento crucial en la historia de Estados Unidos. Aunque fue un estado fronterizo esclavista en el que solo el 2 por ciento de la población votó por Lincoln, siguió siendo parte de la Unión durante todo el conflicto. Muchos de sus residentes estaban a favor de la secesión, en particular las familias de agricultores que dependían en gran medida del trabajo esclavo, y los Surratt no fueron una excepción. Cuando estalló la guerra, el hijo mayor de Mary, Isaac, se unió al ejército confederado, mientras que su hijo menor, John, comenzó a trabajar para el Servicio Secreto Confederado. Antes de mudarse a Washington, su taberna funcionaba también como casa de seguridad para los agentes rebeldes confederados y los espías, y su pensión aparentemente daba la bienvenida a visitantes similares. Durante el juicio de Mary, John Lloyd, el hombre que arrendó su propiedad de Maryland mientras ella dirigía su pensión, proporcionó la evidencia más condenatoria en su contra cuando testificó que los presuntos conspiradores estaban almacenando armas y otros suministros en la taberna cuando Lincoln fue asesinado. Otro testigo describió a María como "devota en cuerpo y alma a la causa del Sur".

5. La primera mujer ejecutada por el gobierno federal de los EE. UU.
La condena y el ahorcamiento de Mary Surratt encendieron un debate nacional sobre si las mujeres delincuentes merecen un trato especial a los ojos de la ley. La prensa y el público, que en gran medida la miraron con disgusto durante el juicio, parecieron retroceder después de que tuvo lugar la ejecución. Aparentemente, la fotografía ampliamente difundida de una mujer encapuchada colgando de la horca, distinguida de los tres hombres ejecutados junto a ella por su largo vestido negro, resultó demasiado para muchos estadounidenses. Muchas personas, incluido, según se informa, el propio verdugo, esperaban que el presidente Johnson conmutara la sentencia por cadena perpetua en el último minuto, tal vez en la víspera de la ejecución. El caso de Mary también cuestionó la práctica de juzgar a civiles ante comisiones militares, que la Corte Suprema de Estados Unidos declaró inconstitucional en la decisión Ex parte Milligan de abril de 1866, justo a tiempo para que John Surratt escapara del destino de su madre.

6. Un primo lejano de F. Scott Fitzgerald
Mary Surratt fue la prima hermana una vez separada de Edward Fitzgerald, el padre nacido en Maryland de F. Scott Fitzgerald (1896-1940). Su esposo John había sido primo segundo del famoso homónimo del escritor, Francis Scott Key (1779-1843), quien escribió la letra del himno nacional estadounidense y cuyo abuelo era hermano del tatarabuelo de Edward.


El enigma perdurable de la primera mujer ejecutada por el gobierno federal de EE. UU.

Han pasado 150 años desde que fueron ejecutados los primeros conspiradores que mataron a Abraham Lincoln. Entre ellos estaba Mary Surratt, quien fue la primera mujer en ser ejecutada por el gobierno federal, pero cuya historia sigue siendo un misterio hasta el día de hoy.

Surratt se encuentra en la frontera del conflicto de la Guerra Civil. Después de todo, ella era de Maryland, un estado que estaba a caballo entre las lealtades Norte-Sur. Cuando era niña en una granja de tabaco y, más tarde, esposa de granjero y rsquos, las lealtades de Surratt y rsquos sesgaban hacia el sur y hacia la esclavitud: su familia poseía siete esclavos. En 1851, la granja de su familia se quemó hasta los cimientos, supuestamente incendiada por un esclavo fugitivo. Cuando su marido, abiertamente secesionista, murió en 1862, su casa estaba siendo utilizada como casa segura para los espías confederados. La muerte de su esposo, que estaba muy endeudado, condujo a una serie de catástrofes financieras para Surratt, que finalmente la llevaron a mudarse a Washington, DC y abrir una pensión en 1864 (la casa, que figura en el Registro Nacional). of Historic Places, ahora es un restaurante de sushi y un lugar de karaoke).

No está claro cuánto sabía Surratt sobre el uso de su pensión y mdashor la taberna que poseía cerca y mdasha un lugar de conspiración confederada. Su propio hijo, John Surratt, Jr., era miembro del Servicio Secreto Confederado y, a fines de 1864, su casa tenía un visitante frecuente, un actor llamado John Wilkes Booth.

La noche del asesinato de Lincoln & rsquos, la pensión de Mary Surratt & rsquos fue visitada por miembros de otra fuerza policial: el Distrito de Columbia no solo buscaba a Booth, sino también al hijo de Surratt & rsquos, quien era sospechoso de ayudar a atacar al Secretario de Estado de los Estados Unidos, William H. Seward, quien fue apuñalado por uno de los cómplices de Booth & # 8217, Lewis Powell, cuando Lincoln estaba siendo atacado al otro lado de la ciudad. Un historiador dice que el testimonio de Mary Surratt & rsquos bajo interrogatorio policial es "confiado y arrogante".

Afirmó ignorar cualquier complot para matar al presidente, a pesar del testimonio del tabernero de que le había dicho que tuviera las armas listas el día del asesinato. Este testimonio la vinculó con Booth y otros conspiradores, incluido su hijo. El tabernero, John Lloyd, supuestamente gritó & ldquoMrs. ¡Surratt, esa vil mujer, me ha arruinado! ”Cuando se enteró del asesinato de Lincoln.

Surratt fue encarcelado en la prisión de Old Capital junto con el propietario del teatro Ford & rsquos, el hermano de Booth & rsquos, el Dr. Samuel Mudd y muchos otros presuntos co-conspiradores. Fue juzgada por un tribunal militar en lugar de un tribunal civil, una medida que parece haber sido motivada por la desconfianza persistente entre el Norte y el Sur, la amargura por el asesinato y el deseo de llegar al fondo de la conspiración.

En su juicio, Surratt fue defendida por varios sacerdotes y amigos del New York Veces llamada "constante y fiel". Pero su testimonio y sus propias protestas de inocencia no fueron suficientes. No solo fue declarada culpable, fue condenada a muerte, junto con los otros presuntos cómplices, el 30 de junio de 1865. Fue una medida que conmocionó al país.

A pesar de los intentos de última hora de obtener el indulto y conmutar su condena a cadena perpetua, Mary Surratt fue ejecutada en la horca el 7 de julio de ese año. Vestida de negro, encabezó la procesión de prisioneros hasta la muerte. Antes de ser ahorcada, se dice que le pidió al guardia que estaba cerca de ella que no la dejara caer.

Surratt nunca dejó de defender su inocencia. Antes de ser ejecutado, el cómplice que atacó a Seward afirmó que era inocente (un debate que aún continúa hasta el día de hoy). ¿Pero qué hay de su presunto hijo conspirador? Simplemente llámelo el que se escapó: aunque fue juzgado en un tribunal civil en 1867, el gobierno no pudo lograr que lo condenaran, a pesar de su admisión de que había sido parte de una conspiración para secuestrar al presidente.

Corrección: 7 de agosto de 2018

La versión original de este artículo expresó erróneamente la naturaleza del ataque a William H. Seward por Lewis Powell. Powell apuñaló a Seward, no le disparó a Seward. La versión original de este artículo también indicaba erróneamente el uso previsto de las armas almacenadas en la taberna de Surratt & rsquos para el día del asesinato de Lincoln & rsquos. El armamento se almacenó para John Wilkes Booth, no se usó en el asesinato en sí. La versión original de este artículo también caracterizó erróneamente las actitudes de los co-conspiradores y rsquo hacia Mary Surratt. Al menos uno defendió su inocencia, no la defendieron como grupo. La versión original de este artículo también expresó erróneamente el resultado del juicio de John Surratt Jr. & rsquos. Terminó en un jurado colgado, no terminó en cargos retirados.


Contenido

Edward Surratt nació el 8 de agosto de 1941 en Aliquippa, Pennsylvania, hijo del exitoso empresario Arthur Surratt. Pasó su infancia y adolescencia en un entorno estable, sin que su familia tuviera dificultades materiales. Edward asistió a Aliquippa High School, donde estudió hasta el octavo grado, se graduó con honores y la mayoría de sus amigos tenían una perspectiva positiva de él. Sin embargo, a partir del noveno grado, perdió interés en estudiar y comenzó a pasar más tiempo en la calle, lo que lo llevó a involucrarse en el crimen a fines de la década de 1950. En 1959, fue arrestado por alterar el orden público, pero escapó con una multa. Ese mismo año, por absentismo crónico y bajo rendimiento, fue expulsado de la escuela, pero luego de ser persuadido por sus padres, regresó al año siguiente y se graduó. Después de salir de la escuela, Surratt fue arrestado por segunda vez por alterar el orden público, golpeando al oficial que lo arrestó en la cara. Fue declarado culpable de agresión y sentenciado a 14 meses de prisión en SCI Camp Hill Range en el condado de Cumberland. Después de su liberación, y con el apoyo financiero de sus padres, Edward ingresó a la Universidad de Youngstown en Ohio, y posteriormente se mudó al estado. Sin embargo, rápidamente perdió el interés por estudiar y, en 1963, fue expulsado y regresó a la casa de sus padres. Durante el año siguiente, hizo trabajos ocasionales y se dedicó a trabajos poco calificados antes de ser reclutado en el ejército en marzo de 1964. Sirvió en Fort Dix, Nueva Jersey, donde fue disciplinado al menos dos veces: por herir a un colega con una tubería. durante una pelea y abandonando su puesto, siendo posteriormente detenido por la policía local por conducción peligrosa y posesión ilegal de armas. Surratt fue despedido del Ejército en agosto de 1965 y regresó a Aliquippa, donde heredó el negocio de su difunto padre, quien había fallecido en junio de ese año por complicaciones de un cáncer de garganta. Debido a su inexperiencia y varias otras circunstancias, quebró, y para escapar de sus dificultades económicas, se alistó en la Infantería de Marina en octubre de 1966. En la primavera de 1967, después de completar su formación, fue enviado a Vietnam. Como parte de un batallón de tanques, luchó durante la Ofensiva Tet contra el Viet Cong. En 1969, durante una de las escaramuzas, resultó herido en el pecho y sufrió una conmoción cerebral grave tras una explosión que le rompió el tímpano. Durante los meses siguientes, recibió tratamiento en un hospital militar, del cual fue dado de alta en el verano de 1970. En septiembre, Edward fue desmovilizado y regresó a los Estados Unidos. En total, entre 1967 y 1970, participó en un total de 11 operaciones militares, por las que posteriormente fue galardonado con la Cruz de Gallardía y el Corazón Púrpura. Después de regresar de la guerra, Surratt se casó y se mudó a Carolina del Norte, donde pronto encontró un trabajo como camionero. Durante este período, comenzó a mostrar un comportamiento antisocial y signos de trastorno de estrés postraumático. En 1973, fue arrestado en Virginia Beach, Virginia, acusado de intentar violar a un niño de 13 años. En marzo de 1974, fue declarado culpable y condenado. Después de cumplir menos de cuatro años de prisión, Surratt fue puesto en libertad condicional y puesto en libertad en enero de 1977, después de lo cual regresó a Aliquippa. [6] [7]

Edward Surratt quedó bajo sospecha policial en abril de 1978. En ese momento, trabajaba como camionero para una empresa con sede en Charlotte, Carolina del Norte, y durante su carrera profesional, de 1977 a 1978, visitó ciudades de Ohio y Pensilvania. , donde una serie de al menos 27 asesinatos sin resolver provocó pánico moral entre la población. [8]

Finalmente fue arrestado e interrogado, pero se le negó toda responsabilidad por todos los crímenes, y como no había pruebas que vinculen a Surratt con ellos, fue liberado. El 6 de junio de 1978, fue visto en su ciudad natal de Aliquippa en un automóvil que pertenecía a Luther Langford, de 66 años, quien había sido asesinado en su casa en el oeste de Columbia, Carolina del Sur el 1 de junio con varios golpes en la cabeza. con un bate de béisbol. Su esposa también había sido golpeada, pero logró sobrevivir. Mientras era arrestado, Surratt, a pesar de varios disparos de advertencia, resistió ferozmente a siete oficiales y logró escapar, escondiéndose en una planta metalúrgica cercana en el río Ohio. [9] [10]

La policía llevó a cabo un operativo de búsqueda, que terminó en vano, tras lo cual se incluyó a Surratt en una lista de buscados. Mientras examinaba el interior del automóvil de Langford, se encontró un murciélago con las huellas dactilares de Surratt, así como varios artículos pertenecientes a un veterano discapacitado de la guerra de Vietnam de 30 años, Joseph Weinman, y su esposa, Catherine de 29 años, que estaban asesinado a golpes el 30 de septiembre de 1977 en su casa de Marshall Township, Pensilvania. [11] Edward también estaba entre los sospechosos del asesinato de Frank Ziegler, de 28 años, a quien dispararon con un revólver calibre .38 el 27 de septiembre, a unos cientos de metros de la casa de la pareja Weinman. Richard Hyde, de un año, y su esposa Donna, quienes fueron asesinados con una escopeta en su casa de Moon Township el 4 de diciembre, así como los asesinatos del 20 de noviembre de William Adams, de 29 años, y su esposa Nancy, en Fallston, Pensilvania. El cadáver de Adams fue encontrado en su casa, mientras que su esposa permanece desaparecida. [12]

En la víspera de Año Nuevo de 1977, Surratt estaba en Breezewood ese día, Guy Mills de 64 años, su esposa Laura y Joel Krueger de 36 años fueron asesinados por un asaltante con una escopeta. Además, los recibos de tarjetas de crédito y una serie de otras pruebas mostraban que Surratt estaba en Boardman, Ohio, no muy lejos de donde ocurrió otro asesinato similar, lo que lo convirtió en el principal sospechoso de los asesinatos. [13] [14]

A finales de junio de 1978, Surratt viajó a Florida y se detuvo en la zona rural de Vilano Beach. El 1 de julio irrumpió en una casa y agredió a la familia de tres que vivía en ella, golpeando al padre y amenazando a las mujeres, violando sexualmente a la hija de 15 años de la pareja. Después de salirse con la suya con ella, se emborrachó y consumió drogas, quedándose dormido en el dormitorio. El padre logró liberarse de su vínculo y salió de la casa, llamando a la policía. Surratt no pudo escapar de la escena del crimen y fue arrestado sin incidentes. [15] [16]

Durante el curso de la investigación, sobre la base de pruebas materiales, se comprobó la participación de Edward Surratt en al menos 18 asesinatos, en los que el delincuente tenía un modus operandi similar a él y al ataque en Vilano Beach. [4] [17]

El juicio de Surratt en Florida comenzó en el otoño de 1978 en el condado de Volusia. El 20 de septiembre, mediante un veredicto del jurado, fue declarado culpable de robo, agresión con violación y amenazas de asesinato. El 27 de octubre fue condenado a dos cadenas perpetuas y 200 años más de prisión. Después de este juicio, fue extraditado al condado de Lexington, Carolina del Sur, donde fue juzgado por el asesinato de Langford y el intento de asesinato de su esposa. En el verano de 1979, fue declarado culpable y recibió dos condenas adicionales de cadena perpetua. [18] [19] En su primer juicio, Surratt confesó el asesinato de John Shelkons, de 56 años, a quien dispararon con una escopeta en su casa en Baden, Pensilvania el 7 de enero de 1978, además de atacar a su esposa. Catherine, quien fue golpeada severamente pero sobrevivió. Sin embargo, en vista de que ya estaba condenado a largas penas de prisión, los fiscales del condado de Beaver se negaron a enjuiciar o acusar formalmente a Surratt en 1980 [20] [21].

Durante el resto de su vida, Edward Surratt ha estado alojado en varias instituciones en Florida. El 8 de mayo de 1993, durante un traslado a una prisión en el condado de Polk, intentó escapar atacando a un oficial de policía y confiscando su vehículo, pero se le impidió hacerlo. Fue acusado de intento de fuga, condenado en mayo de 1994 y recibió dos años y seis meses de prisión adicionales.

En 2007, Surratt confesó inexplicablemente seis asesinatos adicionales: los asesinatos de David y Linda Hamilton, cometidos el 20 de septiembre de 1977 en Beaver Township, Ohio, los asesinatos de John Davis, de 63 años, y su esposa, Mary, de 61 años. , asesinado con una escopeta en Beaver Township en noviembre de 1977. Surratt también afirmó haber matado a John Feeny, de 17 años, quien fue asesinado a tiros el 22 de octubre de 1977 en Findlay Township, Pensilvania, mientras intentaba cumplir con sus dieciséis años. -antiguo prometido Ranee Gregor. Después de encontrar el cuerpo de Feeny, se informó que Gregor había desaparecido y su destino seguía siendo un misterio. Según Surratt, después de matar a John, tomó a Ranee como rehén y la llevó a un área boscosa, donde amenazó con violarla antes de dispararle en la boca y enterrar el cuerpo. Edward accedió a indicar los lugares de enterramiento de Gregor y Hamilton, así como a testificar en otros asesinatos a cambio de un traslado a una penitenciaría en Carolina del Sur, donde las condiciones eran mucho más indulgentes, sin embargo, su oferta fue denegada y, finalmente, no se llegó a ningún acuerdo. . [22] [23] [24]

En 2021, mientras estaba encarcelado en la prisión estatal de Florida en Raiford, Florida, Surratt confesó a la policía estatal de Pensilvania que había matado a William y Nancy Adams, Guy y Laura Mills, Joel Krueger y John Shelkons. Los fiscales de distrito de Pensilvania en los condados donde ocurrieron los asesinatos acordaron no procesar a Surratt debido a las cadenas perpetuas que ya está cumpliendo. [25] [26]


Contenido

La estructura original fue construida como una casa de plantación de clase media en 1852. Mary Jenkins conoció a John Harrison Surratt en 1839, cuando ella tenía 16 o 19 años (la fecha de su nacimiento no está clara) y él 26. [2 ] [3] [4] Un huérfano, John Surratt fue adoptado por Richard y Sarah Neale de Washington, DC, una pareja adinerada que poseía una granja. [4] [5] Jenkins y Surratt se casaron en agosto de 1840. [3] [4] [6] Los Surratt vivían en un molino en Oxon Hill, Maryland, [4] y más tarde en la casa de infancia de John en una granja en el Distrito. of Columbia, [4] En 1851, la granja se quemó hasta los cimientos (se sospechaba que un esclavo de la familia fugitivo había provocado el incendio). [7] En un año, John Surratt compró 200 acres (81 ha) de tierras de cultivo cerca de lo que hoy es Clinton, y en 1853 construyó una taberna y una posada allí. [8] Mary inicialmente se negó a mudarse a ella ya los niños a la nueva residencia (posiblemente debido a la bebida de su esposo). Volvió a establecerse en la granja, pero John vendió la granja Neale y Foxhall en mayo de 1853 para pagar deudas y se vio obligada a mudarse con él en diciembre. [9] El área alrededor de la taberna fue oficialmente nombrada Surrattsville en 1853. [10] En poco tiempo, se instaló una oficina de correos dentro de la taberna. [11] [12] [13] John Surratt fue el primer jefe de correos de la aldea. [2] [10] [14] [15] [16] En 1854, John construyó un hotel como una adición a su taberna, y lo llamó Surratt's Hotel. [17] Durante los años siguientes, Surratt adquirió o construyó una cochera, un pesebre de maíz, un almacén general, una fragua, un granero, un molino, un establo, una casa de curado de tabaco y un taller de carretero. [2] [15] [18]

El papel de House en el asesinato de Abraham Lincoln Editar

John Surratt se derrumbó repentinamente y murió el 25 de agosto [19] [20] o el 26 de agosto [21] [22] en 1862 (las fuentes difieren en cuanto a la fecha). La causa de la muerte fue un derrame cerebral. [13] [20] [23] Mary Surratt tuvo problemas para administrar la granja, la taberna y otros negocios sin la ayuda de su hijo, John Surratt Jr .. [24] En el otoño de 1864, comenzó a considerar mudarse a su casa. en 541 H Street [25] en Washington, DC [26] que su esposo obtuvo el 6 de diciembre de 1853 [9] [26] [27] [28] [29] El 1 de octubre de 1864, Mary Surratt tomó posesión del Casa adosada en DC. [30]

Como parte de un complot para secuestrar al presidente Abraham Lincoln en marzo de 1865, John Surratt Jr., su amigo, George Atzerodt y el conspirador David Herold, escondieron dos carabinas Spencer, municiones y algunos otros suministros en la taberna Surratt en Surrattsville. [31] [32] [33] El 11 de abril, Mary Surratt alquiló un carruaje y se dirigió a su taberna de Maryland. [34] Dijo que hizo el viaje para cobrar una deuda que le debía un antiguo vecino. [34] Pero según su inquilino, John Lloyd, Surratt le dijo que preparara los "hierros de tiro" para que los recogieran. [31] [35] El 14 de abril, Mary Surratt dijo que volvería a visitar la taberna familiar en Surrattsville para cobrar una deuda. [31] [36] Poco antes de dejar la ciudad, John Wilkes Booth visitó la casa de Surratt y habló en privado con ella. [31] [37] [38] Él le dio un paquete (que luego se descubrió que contenía binoculares) para entregárselo a Lloyd para que lo recogiera esa misma noche. [31] [37] [38] Surratt entregó el paquete esa tarde, y (según Lloyd) nuevamente le dijo a Lloyd que tuviera los "hierros de tiro" listos para ser recogidos. [31] [32] [37] [39] [40]

Booth y Herold se detuvieron brevemente en la casa de Surratt, recogiendo los rifles y binoculares, en su vuelo fuera del Distrito de Columbia después de asesinar a Lincoln. [31] [41]

Surratt fue condenado a muerte el 30 de junio de 1865 por ser cómplice del complot para asesinar a Abraham Lincoln. [42] [43] [44] [45] [46] Fue ahorcada el 7 de julio de 1865, aproximadamente a la 1:31 de la tarde. [47]

Es una estructura de madera de dos pisos del siglo XIX. Es un edificio rectangular de 40 por 32 pies (12,2 por 9,8 m) con techo a dos aguas. Hay cinco ventanas en ambos pisos en la cara occidental de la casa. Un pequeño porche con techo a dos aguas protege la puerta de entrada. La parte trasera (lado este) de la casa refleja la del frente (lado oeste). El interior de la casa cuenta con una chimenea y una chimenea en los extremos norte y sur del edificio. Una sola escalera conduce del primer al segundo piso. El exterior de la casa es de tablillas y en el lado norte de la casa hay una veranda con un techo tipo cobertizo que se extiende a lo ancho de la casa. [48]

Los Surratt construyeron una adición de 1 + 1 ⁄ 2 pisos contra el extremo sur del edificio en algún momento entre 1853 y 1864. Aproximadamente 16 por 16 pies (4.9 por 4.9 m) cuadrados, presentaba una entrada en la esquina sureste (mirando al este ) junto a una ventana, una chimenea interior en el lado sur, dos ventanas en el lado oeste y una puerta del sótano baja y en un ángulo de 45 grados desde el suelo. Esta estructura no sobrevivió y fue reconstruida en la década de 1980 como parte de una restauración de la casa a su condición de 1865. Sin embargo, la adición reconstruida cuenta con una chimenea exterior. [48]

Entre 1865 y 1965, los propietarios anteriores habían ampliado el porche norte para que envolviera completamente la fachada occidental de la casa. Otro propietario a principios del siglo XX quitó el porche en el lado este de la estructura y lo reemplazó con un porche de lluvia de dos pisos. [48]

La casa fue confiscada por el gobierno federal después de la condena de Mary Surratt. [49] Más tarde se vendió y fue de propiedad privada hasta 1965. En 1939, cuando era propiedad de la Sra. Ella Curtin, la estructura sufrió daños leves en un incendio. [50]

El 24 de febrero de 1965, la Casa Surratt fue donada a la Comisión de Planificación y Parque de la Capital Nacional de Maryland (M-NCPPC) por B. K. Miller, un comerciante de Clinton desde hace mucho tiempo, y su hijo, Thomas V. Miller. [51] [52] El plan en ese momento era trasladar la casa al Parque Regional Clinton (ahora Parque Regional Louise F. Cosca), [51] pero eso no sucedió. En 1968, el M-NCPPC pagó aproximadamente $ 76,000 para comprar un terreno de 1 acre (0.40 ha) debajo de la casa. Al año siguiente, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos otorgó al M-NCPPC una subvención de $ 38,115 para ayudar a pagar la compra del terreno. [53]

La Casa Surratt fue incluida en el Registro Nacional de Lugares Históricos en 1973. [1] La casa fue restaurada por el M-NCPPC, y la restauración se completó el 2 de octubre de 1975. [54]

Los ciudadanos interesados ​​en Mary Surratt formaron la Sociedad Surratt en 1975. [55] La taberna y la casa de Surrattsville son un sitio histórico administrado hoy por la Sociedad Surratt. [56] Está dedicado a la vida de Maryland a mediados del siglo XIX y el asesinato de Abraham Lincoln, especialmente a las teorías de conspiración que rodean el asesinato de Lincoln que tienden a exonerar a la Sra. Surratt. [57] Algunos de los muebles y obras de arte decorativas de la casa son originales de Mary Surratt. [58] Allí se encuentra el Centro de Investigación James O. Hall. [59]

El M-NCPCC adquirió una casa privada moderna junto a la Casa Surratt, que sirve como tienda de regalos, centro de investigación y oficinas. [60]


& # 8216El conspirador & # 8217: ¿Mary Surratt era culpable?

Como ciudadanos estadounidenses, supuestamente tenemos derecho a un juicio rápido, pero después del asesinato del entonces presidente Abraham Lincoln, el juicio de los supuestos conspiradores avanzó demasiado rápido. El drama histórico de 2010 & # 8220The Conspirator & # 8221 analiza el juicio y la defensa de Mary Surratt, la mujer propietaria de la pensión donde John Wilkes Booth se reunió con otros para planear tres ataques simultáneos.

Mary Surratt fue la primera mujer en ser ejecutada por el gobierno federal de los Estados Unidos (ya que todas esas supuestas brujas fueron asesinadas cuando la gente formaba parte de las colonias británicas). Ella fue la única mujer juzgada en este caso de conspiración de asesinato que resultó en un cambio en la ley de EE. UU.

El guión de James D. Solomon & # 8217 comienza con dos soldados, ambos con la Unión. La batalla ha dejado hombres muertos esparcidos por el campo. Frederick Aiken (James McAvoy, Mr.Tumnus en & # 8220The Chronicles of Narnia & # 8221 y Robbie Turner en & # 8220Atonement & # 8221) y Nicholas Baker (Justin Long, el tipo Get a Mac) están acostados de espaldas, gravemente heridos , pero intentando permanecer consciente. Aproximadamente dos años después, la Guerra Civil ha terminado. Aiken y Baker se enteran de que Lincoln (Gerard Bestrom) y su esposa (Marshell Canney) están asistiendo a la obra & # 8220 Our American Cousin & # 8221 Aiken y su novia Sarah (Alexis Bledel) deciden pasear.

Los conspiradores ya han puesto en marcha su plan. John Wilkes Booth (Toby Kebbell) se cuela en el teatro & # 8211 como actor, era muy conocido allí. Booth dispara al presidente y salta al escenario. Sus cohortes Lewis Payne (Norman Reedus) y David Herold (Marcus Hester) están en la mansión del Secretario de Estado William Seward. Payne intenta apuñalar a Seward, pero no logra matar a Seward. El borracho George Atzerodt (John Michael Weatherly) no intenta matar a Andrew Johnson (Dennis Clark), el vicepresidente. Lincoln muere cuando los cuatro hombres intentan escapar.

La histeria que siguió al asesinato de Lincoln estaba apenas por encima de la justicia de la mafia. Cualquiera que haya tenido contacto con Booth o Herold durante su fuga fue llevado y encarcelado. De todas estas personas, los defensores se redujeron a ocho: Samuel Arnold, George Atzerodt, David Herold, Samuel Mudd, Michael O & # 8217Laughlen, Lewis Powell, Edmund Spangler y Mary Surratt.

Johnson, ahora presidente, ordenó que un tribunal militar decidiera su destino. Mientras que Lincoln había sido un abogado autodidacta, Johnson era un hombre autodidacta que se había convertido en un próspero sastre. Su esposa había mejorado su alfabetización y sus habilidades aritméticas. No era un hombre que entendiera la diferencia entre el derecho civil y el militar. Para ser justos, el fiscal general James Speed ​​consideró que un tribunal militar estaba justificado debido a la naturaleza militar del complot de asesinato.

La defensa de Mary Surratt también se vio obstaculizada por la inexperiencia de su abogado. Aiken acababa de convertirse en abogado y no tiene experiencia en juicios. Más importante aún, en la película, no está ansioso por defender a Mary Surratt. Finalmente, se convence, creyendo en la inocencia de su cliente a pesar de su falta de voluntad para cooperar por completo.

Aiken cuestiona el uso de la ley militar en civiles durante todo el juicio y tienes la sensación de que se está utilizando a Surratt (Robin Wright) como cebo para sacar a su hijo, John, de su escondite.

Esto puede ser lento para algunos porque se trata de un drama legal, no de una película de guerra. Salomón no nos hace escuchar a cada uno de los 366 testigos que declararon que había pocos testigos contra Mary Surratt. El juicio duró solo siete semanas. Los ocho fueron declarados culpables, pero solo cuatro fueron condenados a la horca: Mary Surratt, Powell, Herold y Atzerodt. The irony is that her son was later brought to trial, but not found guilty. Would Mary Surratt have been found guilty in civil court?

Redford’s film was perhaps too sympathetic to Mary Surratt’s predicament, according to Jeffrey S. Williams, an enthusiastic Civil War Reenactment volunteer. Williams lists what he feels were inaccurate in the movie. “The Conspirator” does have a website with an educational resource section.

Redford doesn’t, however, make Surratt a weak woman. Wright’s Mary Surratt is a woman who isn’t telling all her secrets and is unwilling to blame her son. You feel her intelligence and inner strength. The emotional weight of the movie falls upon Evan Rachel Ward as her daughter, Anna. Anna must bear the negative public attention and the threat of her mother’s death, lost in a world where she doesn’t have a vote. Her whole family has deserted her. Ward gives a sense of vulnerability, but she’s not the damsel in distress and Aiken isn’t her shining knight.

The movie does make clear the central legal issue: that defendants need fair, competent representation and that civilians should be under civil law (not martial law). As a result of this military tribunal proceedings, the Supreme Court found that where civil courts are operational, military tribunals cannot be used (In the 1866 Ex Parte Milligan decision). During times of war, civilians tend to suffer when their civil rights are suspended. That was true during the Civil War and is true now. If citizens suffer, then democracy suffers and no one can expect justice. Redford has made a thoughtful though inaccurate legal drama. It makes a good companion piece to Steven Spielberg’s “Lincoln.” “The Conspirator” is currently available on Netflix for instant viewing.


The Historical Traveler

It was a strange and surreal day when I visited The Surratt House, only a few miles outside of Washington, DC in the town of Clinton, Maryland. It was a rainy day and it was foggy when I arrived at the house. A few weeks ago, when I visited Fords Theater, I decided to visit the former home of Mrs. Mary Surratt who is one of the most likely misunderstood and vilified women in history. Her story is so intriguing and fascinating and I just wanted to see for myself where she one lived and to try to figure out what brought a simple wife and mother to the hangman gallows in Washington, DC on July 7, 1865.

It was a strange and surreal day when I visited The Surratt House, only a few miles outside of Washington, DC in the town of Clinton, Maryland. It was a rainy day and it was foggy when I arrived at the house. A few weeks ago, when I visited Fords Theater, I decided to visit the former home of Mrs. Mary Surratt who is one of the most likely misunderstood and vilified women in history. Her story is so intriguing and fascinating and I just wanted to see for myself where she one lived and to try to figure out what brought a simple wife and mother to the hangman gallows in Washington, DC on July 7, 1865.

Mrs. Mary Surratt holds has a unique and infamous role in American history as the first woman put on trial and then sentenced to death in a military court. This was, of course, due to her questionable involvement in the plot to assassinate President Abraham Lincoln. Although friends and family testified at her trial that she was a good Christian woman who was not involved in all with the conspiracy to kill President Lincoln, Mary Surratt, along with three other men, were executed by hanging for treason. The only offense committed by Mrs. Surratt was being the owner of the boarding house where the real conspirators planned the attack on President Lincoln’s life.

The exterior of the Surratt House (photo credit: The Historical Traveler)

Mary Surratt’s parents had owned a farm, which she later inherited along with her husband, John Surratt. The Surratt’s also invested in a town house on H street (located near Ford’s Theatre) and converted their other home (in what was called Surrattsville) into a tavern due to it’s convenient location to major cities including Washington, DC.

The Surratt’s had three children: Isaac, Susanna, and John Jr.

The tavern did more than serve drinks to visitors. Guests could also vote here, pick up their mail, and have a warm dinner and lodging overnight for a decent fee.

The Bar with the Post Office Slots (Photo Credit: The Historical Traveler)

(Interesting fact: People used to pay to pick up their mail. In an effort to save money, peers would tell whom they were writing to that receiving a letter was enough to signal their safety, and there was no need to spend money to pick up their mail. This led to the usage of postage stamps, where you had to pay money to send mail rather than receive it.)

Upon her husband’s death, Mary Surratt turned the tavern over to John Lloyd while Mary took Susanna and John Jr. to live in their boarding house in Washington, DC.

The tavern formerly owned by Mary Surratt was restored in the 1970’s, but maintains furniture all from the period. There are two original pieces still in the house now: the round table and Mrs. Surratt’s French writing desk.

the round table and Mrs. Surratt’s French writing desk (Photo Credit: The Historical Traveler)

A unique feature of the house, which was uncommon for the time, is the kitchen addition to the house. Most kitchens were separate attachments to prevent house fires, but the Surratt’s had a tin burner that reduced the chances of a house fire significantly.

Kitchen in the Surratt House (Photo Credit: The Historical Traveler)

(Interesting fact: windows and doorframes are blue in the kitchen because at the time, it was believed that flies and other insects would not cross over due to their confusion of thinking it was the sky)

When the house was restored and converted to the museum it is now, a public bathroom had to be built. Mr. and Mrs. Surratt’s bedroom was turned into a bathroom and the room where Isaac and John Jr. slept is made to look like Mr. and Mrs. Surratt’s bedroom.

Bedroom made to look like Mr. and Mrs. Surratt’s (Photo Credit: The Historical Traveler)

Before that fateful April night in 1865, John Wilkes Booth made a request of Mary Surratt to bring a package to her old tavern, upon learning of visiting John Lloyd. Around the same time, two carbine rifle were hidden in the attic of the house. John Wilkes Booth took one rifle after escaping from Washington, DC and the other was recovered by Lloyd and investigators after having fell through the rafters.

picture of attic and rifle on the side of the door, where it initially was hidden (Photo Credit: The Historical Traveler)

los trial of Mary Surratt was controversial for several reasons. Despite testimony from peers and neighbors who claimed she was a good Christian woman, she was sentenced to death by a military court, causing more controversy because people felt that it was unjust for the military to convict her when women weren’t permitted to enlist. People felt that the only crime she committed was that she was the owner the property where the conspirators met and hatched the assassination plot.

Picture of the four executed conspirators. Mrs. Surratt is on the far left with the rope around the bottom of her waist.

(Interesting Fact: Traditionally a noose was wrapped around the neck 8 times of the men about to be put to death. Because Mary Surratt was a woman, they only wrapped the rope 5 times because they believed that she most likely was not going to be executed because after all – she was a woman and women didn’t get put to death. This had never happened in US history until then)


Who Was Mary Surratt? - HISTORIA

On July 6, 1865 the convicted assassins of President Abraham Lincoln, Payne, David Herold, George Atzerodt and Mary Surratt, languish in their cells at the Washington Arsenal in Washington, DC. They have been sentenced to die, but they do not know when. At midday their uncertainty is dispelled as they are informed that the next day will be their last. The news is headlined in afternoon newspapers. Anna Suratt, the daughter of Mary Suratt, rushes to the White House to once again plead for her mother&rsquos life. Once again she is rebuffed.

The following day, at 1:15, the four prisoners walk from their cells to the specially-built gallows in the Arsenal's courtyard. The day is hot. From a cloudless sky the blistering sun mercilessly pushes the temperature to over 100 degrees. The condemned pass the four open graves and coffins that await their bodies. The wind tosses Lewis Payne's hat across the yard. A spectator retrieves it but Payne signals he has no need of a hat anymore.

Most in the crowd including General Winfield Scott Hancock, the officer in charge of the executions, are confident that a reprieve from President Johnson will spare Mary Surratt. The hangman even leaves Mary's noose incomplete so confident is he that it will not be used. Finally General Hancock reads the warrant and it is time. Still there is no reprieve for Mary Surratt. Soldiers tie the prisoners' hands, bind their feet, and fit a white cloth hood over their heads. Hesitating, the soldier assigned to Mary Surratt asks "Her too?" General Hancock orders the soldier to proceed. The prisoners stand at the edge of the platform. At almost 2 PM, General Hancock claps his hands three times prompting the soldiers below to knock away the supporting timbers. The hinged leading edge of the platform falls, dropping the prisoners to oblivion.

References: Cottrell, John, Anatomy of an Assassination (1968) Weichmann, Louis J., A True History of the Assassination of Abraham Lincoln and the Conspiracy of 1865 (1975).


Who Was Mary Surratt? - HISTORIA

Mary Surratt owned a tavern in what is now known as Clinton, Md. When her husband died, she moved to Washington and bought a row house there which she later turned into a boarding house because of financial trouble. The house was just a few blocks from Ford’s theater, where Lincoln was shot in the back of the head. The boarding house was a spot where co-conspirators and confederate sympathizers, including John Wilkes Booth met to discuss the assassination of Lincoln, Vice President Johnson and the Secretary of State William Seward. The boarding house was a sort of base of operations for Booth and his co-conspirators. Before the plans for the assassination were developed, there was a plan to kidnap the president and to use him as leverage for the release of confederate prisoners. John Surratt, Mary’s son, was a co-conspirator in the kidnapping plot. He was a suspected co-conspirator in the assassination of Lincoln but fled the country before he could be arrested.

On the day of the assassination of President Lincoln, Booth had asked Mary Surratt to bring a package to the tavern she owned in Clinton, Maryland, which was then known as Surattsville, Maryland. She no longer worked at the tavern but leased it to a man named John Lloyd who was also a former Washington police officer. She ran into Lloyd on her way back home and told him to have whiskey and weapons ready for Booth and co-conspirator David Herold when they visited the tavern later that night. It was later discovered that the package she delivered to the tavern had weapons in it. When Lloyd was first questioned by authorities, he denied that Booth and Herold were ever at the tavern but then later admitted what Mary Surratt had told him to do and who to expect.

A man named Louis Weichmann was with Surratt when she delivered the package and was released from custody when he testified against Mary Surratt. Weichmann later said that he was coerced to testify against Surratt and another co-conspirator named Lewis Powell, who was hanged with Surratt, told police that Mary Surratt was innocent of the charges against her.

Since the federal government had never executed a woman before, many people believed that President Andrew Johnson would have stayed the execution. The execution was delayed until the afternoon and soldiers were placed on every block between the White House and Fort McNair so the message could be relayed that Mary Surratt was pardoned by the president. The message never came and it was today in history, July 7, 1865, that Mary Surratt became the first woman to be executed by the U.S. Government. Fort McNair was the place that the hangings took place and a few web sites claim that the ghost of Mary Surratt haunts her boarding house where she was arrested, the grounds of Fort McNair and the site of her tavern in Clinton, Maryland which is now a historical landmark.

Content copyright © 2021 by Vance Rowe. Reservados todos los derechos.
This content was written by Vance Rowe. If you wish to use this content in any manner, you need written permission. Contact Lane Graciano for details.


Who Was Mary Surratt? - HISTORIA

Today in History: April 17, 1865

Execution of the conspirators in Lincoln’s assassination, including Mary Surratt

Mary Surratt, who was convicted of treason, conspiracy and plotting the murder of President Abraham Lincoln, was the first woman in United States history to be sentenced to death and executed. But to this day, there are questions about how much Mary knew about the plan to kill Lincoln. There is even the possibility that Mary may have been completely innocent. The opinions of historians are still divided.

Until the Civil War, Mary lived with her husband John and their three children, John Jr., Anna, and Issac in Baltimore, MD. By 1861, Isaac had enlisted in the Confederate Army and John was acting as a Confederate spy. When her husband died in 1964, Mary and Anna moved from Baltimore to the District of Columbia, where they lived and rented out rooms in a boardinghouse left to them by John Surratt. Mary also inherited a tavern called Surrattsville that she leased to a man named John Minchin Lloyd. This helped her to keep the family afloat financially.

While spying for the Confederacy, John Surratt Jr. made the acquaintance of John Wilkes Booth. Booth and several other co-conspirators were regular fixtures at the boardinghouse, though it’s impossible to say whether Mary was aware of what transpired at their meetings.

Meanwhile at the Surrattville tavern, several of the conspirators hid two Spencer carbines in an unfinished loft. On April 11, Mary Surratt accompanied by one of her boarders, Louis J. Weichmann, took a ride over to Surrattville and met John Lloyd, who was leasing the tavern, along the way. Lloyd recalled that Mrs. Surratt told him that the “shooting irons” would be required shortly. (She was supposedly referring to the rifles tucked away in the tavern’s loft.)

On April 14, the day President Lincoln was assassinated, Mary once again made her way to Surrattville in the company of Mr. Weichmann. According to Lloyd, this time she was delivering Booth’s field glasses and issued the tavern keeper some last minute instructions. Lloyd testified that Mary:

…told me to have those shooting-irons ready that night, there would be some parties who would call for them.

Just hours after Lincoln’s murder, detectives swarmed the Surratt boarding house and questioned everyone present. On April 17, 1865, federal soldiers returned and found a picture of John Wilkes Booth and several Confederate leaders, a pistol, percussion caps and a mold for bullet making. To make matters worse for Surratt, as she was being arrested Lewis Powell showed up – who was wanted for attempting to assassinate Secretary of State William Seward.

Mary Surratt claimed that she was completely innocent of any crime. She claimed that she knew nothing of John Wilkes Booth’s plot, and was visiting Surrattsville to collect debts on totally unrelated matters. Nevertheless, she was convicted mainly on the testimony of Weichmann and Lloyd, and was sentenced to death, but the jury recommended mercy (a life sentence as opposed to execution,) considering her age and sex.

President Johnson insisted he never saw the plea for mercy, but Judge Advocate Joseph Holt told a different story. Holt said he was in President Jackson’s presence when he read it, and remembered Johnson’s comment that Mary Surratt “kept the nest that hatched the egg.”

Wearing a black dress and veil, Mary Surratt was executed by hanging on July 7, 1865. Her last words were supposedly “Don’t let me fall.” Her daughter Anna made a successful plea for her mother’s remains fours years after her death, and today Mary Surratt rests in Mount Olivet Cemetery in Washington, D.C.

If you liked this article, you might also enjoy our new popular podcast, The BrainFood Show (iTunes, Spotify, Google Play Music, Feed), as well as:


Surviving family and home [ edit | editar fuente]

Mary's son John was ultimately captured after a year and a half as a fugitive hiding in various Roman Catholic religious establishments as well as the Papal States. ⎗] In September, 1865, he traveled from St. Liboire to Montreal, to Quebec, and thence to Liverpool. He served for a brief time in the Papal Zouaves under the name John Watson. Arrested in 1866, he escaped and travelled to the Kingdom of Italy, posing as a Canadian. He booked passage to Alexandria, Egypt, and was arrested there by American officials on November 23, 1866, then extradited to the United States. He was sent home on a U.S. naval warship and put on trial. He was ultimately released after a mistrial and the statutes of limitations had run out on lesser charges. The federal government attempted to retry him but was unsuccessful. He died in 1916.

Mary Surratt's boarding house still stands, in what is now the Chinatown area of Washington, D.C., housing a Chinese restaurant. It was listed on the National Register of Historic Places in 2009. The Surrattsville tavern and house are historical sites run today by the Surratt Society located in Clinton, Maryland.

Mary Surratt's first cousin once removed was the American novelist and short-story writer F. Scott Fitzgerald. ⎘]

Surratt was portrayed by actress Virginia Gregg in the 1956 episode "The Mary Surratt Case" of NBC anthology series The Joseph Cotten Show.


Ver el vídeo: Assassination of Abraham Lincoln (Agosto 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos