Informacion

Húngaro y finlandés

Húngaro y finlandés



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El aislamiento geográfico es un término comúnmente utilizado en biogeografía para explicar cómo una especie podría divergir en dos especies distintas. Lo que a menudo se pasa por alto es cómo este mecanismo sirve como una fuerza impulsora principal para muchas diferencias culturales y lingüísticas entre las diferentes poblaciones humanas. Este artículo explora uno de estos casos: la divergencia de húngaros y finlandeses.

Orígenes de la familia lingüística finno-ugriana

También conocida como la familia de lenguas ugrofinesas, la familia de lenguas urálicas consta de treinta y ocho lenguas vivas. Hoy, el número de hablantes de cada idioma varía enormemente de treinta (Votian) a catorce millones (Húngaro). Los lingüistas unen estas lenguas diversas con un ancestro común hipotético llamado lenguaje proto-urálico. Se postula que este lenguaje ancestral común se originó en los Montes Urales entre 7,000 y 10,000 años atrás.

Se teoriza que el origen del pueblo húngaro moderno fueron los magiares que residían en los densos bosques en el lado occidental de los Montes Urales. Por razones desconocidas, emigraron al oeste de Siberia al comienzo de la era cristiana. Allí, eran vulnerables a la avalancha de ataques militares de ejércitos orientales como los hunos.

Más tarde, los magiares formaron una alianza con los turcos y se convirtieron en un formidable poder militar que asaltó y luchó en toda Europa. De esta alianza, muchas influencias turcas son evidentes en el idioma húngaro incluso hoy. Después de ser expulsados ​​por los Pechenegs en 889 CE, la gente de Magyar buscó un nuevo hogar y finalmente se instaló en las laderas exteriores de los Cárpatos. Hoy, sus descendientes son los húngaros que aún habitan el valle del Danubio.

El pueblo finlandés se separó del grupo de lengua proto-urálica hace aproximadamente 4.500 años, viajando hacia el oeste desde los Montes Urales hasta el sur del Golfo de Finlandia. Allí, este grupo se dividió en dos poblaciones; uno se instaló en lo que ahora es Estonia y el otro se trasladó hacia el norte a la actual Finlandia. A través de las diferencias en la región y durante miles de años, estos idiomas divergieron en idiomas únicos, finlandés y estonio. En la Edad Media, Finlandia estaba bajo el control sueco, lo que se deduce de la importante influencia sueca presente en el idioma finlandés actual.

La divergencia de finlandés y húngaro

La diáspora de la familia de lenguas urálicas ha llevado al aislamiento geográfico entre los miembros. De hecho, hay un patrón claro en esta familia de idiomas entre la distancia y la divergencia del lenguaje. Uno de los ejemplos más obvios de esta divergencia drástica es la relación entre finlandés y húngaro. Estas dos ramas principales se separaron hace aproximadamente 4.500 años, en comparación con las lenguas germánicas, cuya divergencia comenzó hace unos 2.000 años.

La Dra. Gyula Weöres, profesora de la Universidad de Helsinki a principios del siglo XX, publicó varios libros sobre lingüística Uralic. En Álbum Finlandia-Hungría (Suomi-Unkari Albumi), el Dr. Weöres explica que hay nueve lenguas urálicas independientes que forman una "cadena lingüística" desde el valle del Danubio hasta la costa de Finlandia. El húngaro y el finlandés existen en los extremos opuestos polares de esta cadena lingüística. El húngaro está aún más aislado debido a la historia de conquista de su pueblo mientras viaja por Europa hacia Hungría. Excluyendo el húngaro, las lenguas urálicas forman dos cadenas lingüísticas geográficamente continuas a lo largo de las principales vías fluviales.

Al acoplar esta vasta distancia geográfica con varios miles de años de desarrollo independiente y una historia muy diferente, el alcance del desvío de idiomas entre el finlandés y el húngaro no es sorprendente.

Finlandés y húngaro

A primera vista, las diferencias entre húngaro y finlandés parecen abrumadoras. De hecho, no solo los hablantes de finlandés y húngaro son mutuamente ininteligibles entre sí, sino que el húngaro y el finlandés difieren significativamente en el orden básico de las palabras, la fonología y el vocabulario. Por ejemplo, aunque ambos se basan en el alfabeto latino, el húngaro tiene 44 letras, mientras que el finlandés solo tiene 29 en comparación.

Tras una inspección más cercana de estos idiomas, varios patrones revelan su origen común. Por ejemplo, ambos idiomas emplean un elaborado sistema de casos. Este sistema de casos utiliza una raíz de palabra y luego el hablante puede agregar varios prefijos y sufijos para adaptarlo a sus necesidades específicas.

Tal sistema a veces conduce a palabras extremadamente largas características de muchas lenguas urálicas. Por ejemplo, la palabra húngara "megszentségteleníthetetlenséges" se traduce como "una cosa que es casi imposible hacer impía", que originalmente proviene de la palabra raíz "szent", que significa sagrado o sagrado.

Quizás la similitud más significativa entre estos dos idiomas es el número relativamente grande de palabras húngaras con sus contrapartes finlandesas y viceversa. Estas palabras comunes generalmente no son exactamente iguales, pero se pueden rastrear a un origen común dentro de la familia de lenguas urálicas. El finlandés y el húngaro comparten aproximadamente 200 de estas palabras y conceptos comunes, la mayoría de los cuales se refieren a conceptos cotidianos como partes del cuerpo, alimentos o miembros de la familia.

En conclusión, a pesar de la ininteligibilidad mutua de los hablantes húngaros y finlandeses, ambos se originaron en un grupo proto-urálico que residía en los Montes Urales. Las diferencias en los patrones e historias de migración condujeron al aislamiento geográfico entre los grupos de idiomas, lo que a su vez condujo a la evolución independiente del idioma y la cultura.


Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos