Vida

¿Qué es la desinformación? Definición y ejemplos

¿Qué es la desinformación? Definición y ejemplos


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La desinformación es la distribución deliberada y deliberada de información falsa. El término se usa generalmente para describir una campaña organizada para distribuir engañosamente material falso destinado a influir en la opinión pública.

En los últimos años, el término se ha asociado especialmente con la difusión de "noticias falsas" en las redes sociales como una estrategia de campaña política negativa.

Conclusiones clave: desinformación

  • Los términos desinformación y desinformación a menudo se usan indistintamente, pero no son sinónimos. La desinformación requiere que el mensaje sea falso, distribuido intencionalmente y con el objetivo de alterar la opinión pública.
  • El uso estratégico de la desinformación se remonta a la Unión Soviética en la década de 1920, donde se conocía como dezinformatsiya.
  • En inglés, el término se utilizó por primera vez en la década de 1950, en referencia a las campañas de desinformación de la Guerra Fría.
  • Las redes sociales han exacerbado el impacto de las campañas de desinformación.

Definición de desinformación

Un componente clave de la definición de desinformación es la intención de la persona o entidad que crea el mensaje. La desinformación se distribuye con el propósito específico de engañar al público. La información falsa está destinada a impactar a la sociedad al influir en las opiniones de los miembros de la audiencia.

Se dice que el término desinformación se deriva de una palabra rusa, dezinformatsiya, con algunas cuentas que sostienen que Joseph Stalin lo acuñó. En general, se acepta que la Unión Soviética fue pionera en el uso deliberado de información falsa como arma de influencia en la década de 1920. La palabra permaneció relativamente oscura durante décadas y fue utilizada principalmente por militares o profesionales de inteligencia, no por el público en general, hasta la década de 1950.

Desinformación vs. Desinformación

Una distinción importante es que la desinformación no significa desinformación. Alguien puede difundir información errónea inocentemente diciendo o escribiendo cosas que son falsas mientras cree que son ciertas. Por ejemplo, una persona que comparte un informe de noticias en las redes sociales puede cometer un acto de desinformación si la fuente resulta poco confiable y la información es incorrecta. La persona específica que lo compartió actúa como resultado de información errónea si cree que es cierto.

Por otro lado, distribuir deliberadamente material falso con el propósito de generar indignación o caos en la sociedad, esencialmente como un truco político sucio, con razón se denominaría difusión de desinformación. Siguiendo el mismo ejemplo, el agente que creó la información falsa en la fuente no confiable es culpable de crear y difundir desinformación. La intención es causar una reacción en la opinión pública basada en la información falsa que él o ella creó.

¿Qué es una campaña de desinformación?

La desinformación a menudo es parte de un esfuerzo mayor, como una campaña, un plan o una agenda. Puede aprovechar los hechos bien establecidos mientras modifica los detalles, omite el contexto, combina falsedades o distorsiona las circunstancias. El objetivo es hacer que la desinformación sea creíble para llegar al público objetivo.

Se pueden realizar múltiples actos de desinformación simultáneamente en diferentes puntos de venta para lograr un objetivo. Por ejemplo, diferentes artículos destinados a desacreditar a un candidato político pueden circular al mismo tiempo, con cada versión adaptada a los lectores. Un lector más joven puede ver un artículo sobre el candidato que trata mal a una persona joven, mientras que un lector mayor puede ver el mismo artículo, pero la víctima puede ser una persona mayor. La orientación de este tipo es especialmente prominente en los sitios de redes sociales.

En la era moderna, los esfuerzos de 2016 realizados por los rusos dirigidos a las elecciones estadounidenses son quizás el ejemplo más conocido de una campaña de desinformación. En este caso, los perpetradores usaron Facebook y Twitter para difundir "noticias falsas", como lo revelaron las audiencias en Capitol Hill que examinaron y expusieron el esquema.

En mayo de 2018, los miembros del Congreso finalmente revelaron más de 3.000 anuncios de Facebook que habían sido comprados por agentes rusos durante las elecciones de 2016. Los anuncios estaban llenos de falsedades deliberadas diseñadas para provocar indignación. La colocación de los anuncios había sido bastante sofisticada, apuntando y llegando a millones de estadounidenses a muy bajo costo.

El 16 de febrero de 2018, la Oficina del Asesor Especial, dirigida por Robert Mueller, acusó a la granja de trolls del gobierno ruso, la Agencia de Investigación de Internet, junto con 13 personas y tres empresas. La acusación altamente detallada de 37 páginas describió una sofisticada campaña de desinformación diseñada para crear discordia e influir en las elecciones de 2016.

Desinformación rusa

Las campañas de desinformación habían sido una herramienta estándar durante la Guerra Fría y ocasionalmente aparecían menciones sobre la desinformación rusa en la prensa estadounidense. En 1982, TV Guide, una de las revistas más populares de Estados Unidos en ese momento, incluso publicó un artículo de advertencia sobre la desinformación rusa.

Investigaciones recientes han indicado que la Unión Soviética difundió la desinformación sobre Estados Unidos y la epidemia de SIDA en la década de 1980. El KGB soviético difundió una teoría de conspiración de que el SIDA había sido creado en un laboratorio de guerra de gérmenes estadounidense, según un informe de NPR de 2018.

El uso de la información como arma potencial en la era moderna se documentó en un artículo publicado en la revista New York Times en junio de 2015. El escritor Adrian Chen contó historias notables de cómo los trolls rusos, operando desde un edificio de oficinas en San Petersburgo, Rusia había publicado información falsa para causar estragos en Estados Unidos. La granja de trolls rusa descrita en el artículo, la Agencia de Investigación de Internet, era la misma organización que sería acusada por la oficina de Robert Mueller en febrero de 2018.

Fuentes:

  • Manning, Martin J. "Desinformación".Enciclopedia de espionaje, inteligencia y seguridad, editado por K. Lee Lerner y Brenda Wilmoth Lerner, vol. 1, Gale, 2004, pp. 331-335.Gale Biblioteca de referencia virtual.
  • Chen, Adrian. "La agencia." New York Times Sunday Magazine, 7 de junio de 2015. p. 57)
  • Barnes, Julian E. "La Operación del Comando Cibernético derribó la Granja Troll Rusa para las elecciones de mitad de período". New York Times, 26 de febrero de 2019. p. A9
  • "desinformación." Diccionario Oxford de Inglés. Ed. Stevenson, Angus. Oxford University Press, 01 de enero de 2010. Referencia de Oxford.


Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos